Angola

Compartir Imprimir Citar

Coordenadas: 12°30′S 18°30′E / 12.500°S 18.500° E / -12.500; 18.500

Angola (Portugués: [ɐ̃ˈɡɔlɐ]; Kongo: Ngola, pronunciado [ŋɔla]), oficialmente la República de Angola (portugués: República de Angola, Kongo: Repubilika ya Ngola), es un país situado en la costa oeste del centro-sur de África. Es el segundo país lusófono (de habla portuguesa) más grande tanto en área total como en población (detrás de Brasil en ambos casos), y es el séptimo país más grande de África. Limita con Namibia al sur, la República Democrática del Congo al norte, Zambia al este y el Océano Atlántico al oeste. Angola tiene una provincia en enclave, la provincia de Cabinda, que limita con la República del Congo y la República Democrática del Congo. La capital y ciudad más poblada es Luanda.

Angola ha estado habitada desde el Paleolítico. Su formación como Estado-nación tiene su origen en la colonización portuguesa, que inicialmente comenzó con asentamientos costeros y puestos comerciales fundados en el siglo XVI. En el siglo XIX, los colonos europeos comenzaron a establecerse gradualmente en el interior. La colonia portuguesa que se convirtió en Angola no tuvo sus fronteras actuales hasta principios del siglo XX, debido a la resistencia de grupos nativos como los Cuamato, los Kwanyama y los Mbunda.

Después de una prolongada lucha anticolonial, Angola logró la independencia en 1975 como una república marxista-leninista de partido único. El país se sumió en una devastadora guerra civil ese mismo año, entre el gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), respaldado por la Unión Soviética y Cuba, la insurgente Unión Nacional para la Independencia Total de Angola, un grupo originalmente maoísta y luego anticomunista apoyado por Estados Unidos y Sudáfrica, y la organización militante Frente de Liberación Nacional de Angola, respaldada por Zaire. El país ha sido gobernado por el MPLA desde su independencia en 1975. Tras el final de la guerra en 2002, Angola emergió como una república constitucional presidencial unitaria relativamente estable.

Angola tiene vastas reservas de minerales y petróleo, y su economía se encuentra entre las de más rápido crecimiento en el mundo, especialmente desde el final de la guerra civil; sin embargo, el crecimiento económico es muy desigual, con la mayor parte de la riqueza de la nación concentrada en una parte desproporcionadamente pequeña de la población; los mayores socios comerciales y de inversión son China y Estados Unidos. El nivel de vida sigue siendo bajo para la mayoría de los angoleños; la esperanza de vida se encuentra entre las más bajas del mundo, mientras que la mortalidad infantil se encuentra entre las más altas. Desde 2017, el gobierno de João Lourenço ha hecho de la lucha contra la corrupción su bandera, tanto que muchas personas del gobierno anterior están encarceladas o en espera de juicio. Si bien este esfuerzo ha sido reconocido por diplomáticos extranjeros como legítimo, algunos escépticos consideran que las acciones tienen motivaciones políticas.

Angola es miembro de las Naciones Unidas, la OPEP, la Unión Africana, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa y la Comunidad de Desarrollo de África Meridional. A partir de 2021, la población angoleña se estima en 32,87 millones. Angola es multicultural y multiétnica. La cultura angoleña refleja siglos de influencia portuguesa, es decir, el predominio de la lengua portuguesa y de la Iglesia católica, entremezclados con una variedad de costumbres y tradiciones indígenas.

Etimología

El nombre Angola proviene del nombre colonial portugués Reino de Angola ('Reino de Angola'), que apareció ya en la carta de 1571 de Paulo Dias de Novais. Los portugueses derivaron el topónimo del título ngola que tenían los reyes de Ndongo y Matamba. Ndongo en las tierras altas, entre los ríos Kwanza y Lucala, era nominalmente una posesión del Reino de Kongo, pero buscaba una mayor independencia en el siglo XVI.

Historia

Primeras migraciones y unidades políticas

Rey João I, Manikongo of the Kingdom of Kongo

La Angola moderna estaba poblada predominantemente por nómadas khoi y san antes de las primeras migraciones bantúes. Los pueblos Khoi y San no eran pastores ni cultivadores, sino cazadores-recolectores. Fueron desplazados por los pueblos bantúes que llegaron desde el norte en el primer milenio antes de Cristo, la mayoría de los cuales probablemente se originaron en lo que hoy es el noroeste de Nigeria y el sur de Níger. Los hablantes de bantú introdujeron el cultivo de plátanos y taro, así como grandes rebaños de ganado, en las tierras altas centrales de Angola y la llanura de Luanda.

Se establecieron varias entidades políticas; el más conocido de ellos fue el Reino del Kongo, con sede en Angola, que se extendía hacia el norte hasta lo que ahora es la República Democrática del Congo, la República del Congo y Gabón. Estableció rutas comerciales con otras ciudades-estado y civilizaciones a lo largo de la costa del suroeste y oeste de África e incluso con el Gran Zimbabue y el Imperio Mutapa, aunque se dedicó a poco o ningún comercio transoceánico. Al sur se encontraba el Reino de Ndongo, por lo que el área de la colonia portuguesa posterior a veces se conocía como Dongo, y justo al lado se encontraba el Reino de Matamba.

Colonización portuguesa

Carne de armas otorgada al rey Afonso I de Kongo por el rey Manuel I de Portugal

El explorador portugués Diogo Cão llegó al área en 1484. El año anterior, los portugueses habían establecido relaciones con el Kongo, que en ese momento se extendía desde el moderno Gabón en el norte hasta el río Kwanza en el sur. Los portugueses establecieron su principal puesto comercial temprano en Soyo, que ahora es la ciudad más al norte de Angola, aparte del enclave de Cabinda. Paulo Dias de Novais fundó São Paulo de Loanda (Luanda) en 1575 con un centenar de familias de colonos y cuatrocientos soldados. Benguela fue fortificada en 1587 y se convirtió en municipio en 1617.

Los portugueses establecieron varios otros asentamientos, fuertes y puestos comerciales a lo largo de la costa de Angola, principalmente comerciando con esclavos angoleños para plantaciones. Los traficantes de esclavos locales proporcionaron una gran cantidad de esclavos para el Imperio portugués, generalmente a cambio de productos manufacturados de Europa.

Esta parte del comercio de esclavos en el Atlántico continuó hasta después de la independencia de Brasil en la década de 1820.

Reina Ana de Sousa de Ndongo reunión con los portugueses, 1657
Depiction of Luanda from 1755

A pesar de los reclamos territoriales de Portugal en Angola, su control sobre gran parte del vasto interior del país era mínimo. En el siglo XVI, Portugal obtuvo el control de la costa a través de una serie de tratados y guerras. La vida de los colonos europeos era difícil y el progreso era lento. John Iliffe señala que "los registros portugueses de Angola del siglo XVI muestran que en promedio ocurría una gran hambruna cada setenta años; acompañado de una enfermedad epidémica, podría matar a un tercio o la mitad de la población, destruyendo el crecimiento demográfico de una generación y obligando a los colonos a regresar a los valles de los ríos".

Durante la Guerra de la Restauración portuguesa, la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales ocupó el asentamiento principal de Luanda en 1641, utilizando alianzas con los pueblos locales para llevar a cabo ataques contra posesiones portuguesas en otros lugares. Una flota al mando de Salvador de Sá retomó Luanda en 1648; la reconquista del resto del territorio se completó en 1650. En 1649 se firmaron nuevos tratados con el Kongo; otros con el Reino de Matamba y Ndongo de Njinga siguieron en 1656. La conquista de Pungo Andongo en 1671 fue la última gran expansión portuguesa desde Luanda, ya que fracasaron los intentos de invadir Kongo en 1670 y Matamba en 1681. Los puestos de avanzada coloniales también se expandieron hacia el interior desde Benguela, pero hasta finales del siglo XIX, las incursiones desde Luanda y Benguela fueron muy limitadas. Paralizado por una serie de trastornos políticos a principios del siglo XIX, Portugal tardó en montar una anexión a gran escala del territorio angoleño.

Historia de Angola; escrito en Luanda en 1680.

La trata de esclavos se abolió en Angola en 1836 y en 1854 el gobierno colonial liberó a todos los esclavos existentes. Cuatro años más tarde, una administración más progresista designada por Portugal abolió la esclavitud por completo. Sin embargo, estos decretos seguían siendo en gran medida inaplicables y los portugueses dependían de la ayuda de la Royal Navy británica para hacer cumplir su prohibición del comercio de esclavos. Esto coincidió con una serie de expediciones militares renovadas en el monte.

A mediados del siglo XIX, Portugal había establecido su dominio tan al norte como el río Congo y tan al sur como Mossâmedes. Hasta fines de la década de 1880, Portugal consideró propuestas para vincular a Angola con su colonia en Mozambique, pero fue bloqueada por la oposición británica y belga. En este período, los portugueses se enfrentaron a diferentes formas de resistencia armada de varios pueblos de Angola.

La Conferencia de Berlín de 1884-1885 fijó los límites de la colonia, delineando los límites de las reclamaciones portuguesas en Angola, aunque muchos detalles quedaron sin resolver hasta la década de 1920. El comercio entre Portugal y sus territorios africanos aumentó rápidamente como resultado de los aranceles protectores, lo que provocó un mayor desarrollo y una ola de nuevos inmigrantes portugueses.

Entre 1939 y 1943 el ejército portugués llevó a cabo operaciones contra el pueblo nómada mucubal, acusado de rebelión, que provocaron la muerte de la mitad de su población. Los sobrevivientes fueron encarcelados en campos de concentración, enviados a campos de trabajos forzados, donde la gran mayoría pereció debido a la brutalidad del sistema de trabajo, la desnutrición y las ejecuciones.

Independencia de Angola

Fuerzas Armadas portuguesas marchan en Luanda durante las guerras coloniales portuguesas (1961–74).

Según la ley colonial, los angoleños negros tenían prohibido formar partidos políticos o sindicatos. Los primeros movimientos nacionalistas no se arraigaron hasta después de la Segunda Guerra Mundial, encabezados por una clase urbana mayoritariamente occidentalizada y de habla portuguesa, que incluía muchos mestizos. A principios de la década de 1960 se les sumaron otras asociaciones surgidas del activismo laboral ad hoc en la mano de obra rural. La negativa de Portugal a abordar las crecientes demandas angoleñas de autodeterminación provocó un conflicto armado, que estalló en 1961 con la revuelta de Baixa de Cassanje y evolucionó gradualmente hasta convertirse en una prolongada guerra de independencia que persistió durante los siguientes doce años. A lo largo del conflicto, tres movimientos nacionalistas militantes con sus propias alas guerrilleras partidistas surgieron de la lucha entre el gobierno portugués y las fuerzas locales, apoyados en diversos grados por el Partido Comunista Portugués.

El Frente Nacional para la Liberación de Angola (FNLA) reclutó a refugiados Bakongo en Zaire. Beneficiándose de circunstancias políticas particularmente favorables en Léopoldville, y especialmente de una frontera común con Zaire, los exiliados políticos angoleños pudieron construir una base de poder entre una gran comunidad de expatriados de familias, clanes y tradiciones afines. Las personas a ambos lados de la frontera hablaban dialectos mutuamente inteligibles y disfrutaban de lazos compartidos con el histórico Reino de Kongo. Aunque como extranjeros calificados, los angoleños no podían aprovechar el programa estatal de empleo de Mobutu Sese Seko, algunos encontraron trabajo como intermediarios para los propietarios ausentes de varias empresas privadas lucrativas. Los inmigrantes finalmente formaron el FNLA con la intención de hacer una apuesta por el poder político en su regreso previsto a Angola.

Miembros de la formación del Frente de Liberación Nacional de Angola en 1973.

Una iniciativa guerrillera en gran parte Ovimbundu contra los portugueses en el centro de Angola a partir de 1966 fue encabezada por Jonas Savimbi y la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA). Permaneció en desventaja por su lejanía geográfica de las fronteras amistosas, la fragmentación étnica de los Ovimbundu y el aislamiento de los campesinos en las plantaciones europeas donde tenían pocas oportunidades de movilizarse.

A fines de la década de 1950, el surgimiento del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) marxista-leninista en el este y las colinas de Dembos al norte de Luanda adquirió un significado especial. Formado como un movimiento de resistencia de coalición por el Partido Comunista de Angola, el liderazgo de la organización siguió siendo predominantemente Ambundu y cortejó a los trabajadores del sector público en Luanda. Aunque tanto el MPLA como sus rivales aceptaron ayuda material de la Unión Soviética o la República Popular China, el primero albergaba fuertes puntos de vista antiimperialistas y criticaba abiertamente a Estados Unidos y su apoyo a Portugal. Esto le permitió ganar terreno importante en el frente diplomático, solicitando el apoyo de gobiernos no alineados en Marruecos, Ghana, Guinea, Malí y la República Árabe Unida.

El MPLA intentó trasladar su sede de Conakry a Léopoldville en octubre de 1961, renovando los esfuerzos para crear un frente común con el FNLA, entonces conocida como la Unión de los Pueblos Angoleños (UPA) y su líder Holden Roberto. Roberto rechazó la oferta. Cuando el MPLA intentó por primera vez insertar a sus propios insurgentes en Angola, los cuadros fueron emboscados y aniquilados por los partisanos de la UPA por orden de Roberto, lo que sentó un precedente para la amarga lucha entre facciones que luego desencadenaría la Guerra Civil de Angola.

Guerra Civil de Angola

Agostinho Neto, primer presidente de Angola.

A lo largo de la guerra de independencia, los tres movimientos nacionalistas rivales se vieron gravemente obstaculizados por el faccionalismo político y militar, así como por su incapacidad para unir esfuerzos guerrilleros contra los portugueses. Entre 1961 y 1975 el MPLA, la UNITA y el FNLA compitieron por tener influencia en la población angoleña y en la comunidad internacional. La Unión Soviética y Cuba simpatizaron especialmente con el MPLA y suministraron a ese partido armas, municiones, financiación y entrenamiento. También respaldaron a los militantes de UNITA hasta que quedó claro que estos últimos estaban en desacuerdo irreconciliable con el MPLA.

El colapso del gobierno del Estado Novo de Portugal tras la Revolución de los Claveles de 1974 suspendió toda la actividad militar portuguesa en África y la negociación de un alto el fuego en espera de las negociaciones para la independencia de Angola. Alentados por la Organización para la Unidad Africana, Holden Roberto, Jonas Savimbi y el presidente del MPLA, Agostinho Neto, se reunieron en Mombasa a principios de enero de 1975 y acordaron formar un gobierno de coalición. Esto fue ratificado por el Acuerdo de Alvor ese mismo mes, que convocó a elecciones generales y fijó la fecha de independencia del país para el 11 de noviembre de 1975. Sin embargo, las tres facciones siguieron el alto el fuego aprovechando la retirada gradual portuguesa. para tomar varias posiciones estratégicas, adquirir más armas y ampliar sus fuerzas militantes. La rápida afluencia de armas de numerosas fuentes externas, especialmente de la Unión Soviética y Estados Unidos, así como la escalada de tensiones entre los partidos nacionalistas, alimentaron un nuevo estallido de hostilidades. Con el apoyo tácito de Estados Unidos y Zaire, el FNLA comenzó a concentrar un gran número de tropas en el norte de Angola en un intento por obtener la superioridad militar. Mientras tanto, el MPLA comenzó a asegurar el control de Luanda, un bastión tradicional de Ambundu. La violencia esporádica estalló en Luanda durante los meses siguientes después de que el FNLA atacara a las fuerzas del MPLA en marzo de 1975. La lucha se intensificó con enfrentamientos callejeros en abril y mayo, y la UNITA se involucró después de que más de doscientos de sus miembros fueran masacrados por un contingente del MPLA que Junio. Un aumento en los envíos de armas soviéticas al MPLA influyó en la decisión de la Agencia Central de Inteligencia de proporcionar también una ayuda encubierta sustancial al FNLA y UNITA.

Maximum extent of UNITA and South African operations in Angola and Zambia during the Angolan Civil War.

En agosto de 1975, el MPLA solicitó asistencia directa de la Unión Soviética en forma de tropas terrestres. Los soviéticos se negaron y ofrecieron enviar asesores pero no tropas; sin embargo, Cuba se mostró más comunicativa y, a fines de septiembre, envió casi quinientos efectivos de combate a Angola, junto con armamento y suministros sofisticados. Para la independencia había más de mil soldados cubanos en el país. Se mantuvieron abastecidos por un puente aéreo masivo realizado con aviones soviéticos. La acumulación persistente de ayuda militar cubana y soviética permitió al MPLA expulsar a sus oponentes de Luanda y frenar una intervención fallida de las tropas de Zaire y Sudáfrica, que se habían desplegado en un intento tardío de ayudar al FNLA y UNITA. El FNLA fue aniquilado en gran parte, aunque UNITA logró retirar a sus funcionarios civiles y milicianos de Luanda y buscar refugio en las provincias del sur. A partir de ahí, Savimbi continuó montando una decidida campaña insurgente contra el MPLA.

Tanque cubano en Luanda durante la intervención cubana en Angola, 1976

Entre 1975 y 1991, el MPLA implementó un sistema económico y político basado en los principios del socialismo científico, incorporando la planificación central y un estado marxista-leninista de partido único. Se embarcó en un ambicioso programa de nacionalización y el sector privado nacional fue esencialmente abolido. Las empresas de propiedad privada fueron nacionalizadas e incorporadas a un solo paraguas de empresas estatales conocido como Unidades Económicas Estatais (UEE). Bajo el MPLA, Angola experimentó un grado significativo de industrialización moderna. Sin embargo, la corrupción y los sobornos también aumentaron y los recursos públicos fueron asignados de manera ineficiente o simplemente malversados por funcionarios para su enriquecimiento personal. El partido gobernante sobrevivió a un intento de golpe de estado por parte de la Organización Comunista de Angola (OCA) de orientación maoísta en 1977, que fue reprimido después de una serie de sangrientas purgas políticas que dejaron miles de simpatizantes de la OCA muertos (ver Golpe de Estado angoleño de 1977). 39;intento de estado). En el mismo período, la guerra civil culminó en su punto culminante en un tándem de enfrentamientos, particularmente la Batalla de Quifangondo y poco después el estancamiento de la Batalla de Cuito Cuanavale, que marcó un punto de inflexión para ambos bandos.

El MPLA abandonó su anterior ideología marxista en su tercer congreso del partido en 1990 y declaró que la socialdemocracia sería su nueva plataforma. Posteriormente, Angola se convirtió en miembro del Fondo Monetario Internacional; También se redujeron las restricciones a la economía de mercado en un intento de atraer inversiones extranjeras. En mayo de 1991 llegó a un acuerdo de paz con UNITA, los Acuerdos de Bicesse, que programaron nuevas elecciones generales para septiembre de 1992. Cuando el MPLA obtuvo una importante victoria electoral, UNITA objetó los resultados del conteo de votos presidenciales y legislativos y volvió a la guerra.. Después de las elecciones, la masacre de Halloween ocurrió del 30 de octubre al 1 de noviembre, donde las fuerzas del MPLA mataron a miles de simpatizantes de UNITA.

Siglo XXI

Luanda está experimentando una amplia renovación urbana y redesarrollo en el siglo XXI, respaldado en gran medida por los beneficios de las industrias de los diamantes de petróleo.

El 22 de febrero de 2002, Jonas Savimbi murió en acción contra las tropas gubernamentales. UNITA y el MPLA llegaron a un alto el fuego poco después. UNITA renunció a su brazo armado y asumió el papel de un importante partido de oposición. Aunque la situación política del país comenzó a estabilizarse, los procesos democráticos regulares no prevalecieron hasta las elecciones en Angola en 2008 y 2012 y la adopción de una nueva constitución en 2010, todo lo cual fortaleció el sistema de partido dominante imperante.

Angola tiene una grave crisis humanitaria; resultado de la prolongada guerra, de la abundancia de campos minados, y de la continua agitación política a favor de la independencia del enclave de Cabinda (realizada en el contexto del prolongado conflicto de Cabinda por parte del FLEC). Si bien la mayoría de los desplazados internos ahora se han asentado en la capital, en los musseques (barrios marginales) la situación general de los angoleños sigue siendo desesperada.

Una sequía en 2016 provocó la peor crisis alimentaria en el sur de África en 25 años y afectó a 1,4 millones de personas en siete de las 18 provincias de Angola. Los precios de los alimentos aumentaron y las tasas de desnutrición aguda se duplicaron, con más de 95.000 niños afectados.

José Eduardo dos Santos renunció a la presidencia de Angola después de 38 años en 2017, siendo sucedido pacíficamente por João Lourenço, Santos' sucesor elegido. Posteriormente, algunos miembros de la familia dos Santos fueron vinculados a altos niveles de corrupción. En julio de 2022 falleció en España el expresidente José Eduardo dos Santos.

En agosto de 2022, el partido gobernante, MPLA, obtuvo otra mayoría absoluta y el presidente Lourenço ganó un segundo mandato de cinco años en las elecciones. Sin embargo, la elección fue la más reñida en la historia de Angola.

Geografía

Topografía de Angola.

Con 1 246 700 km2 (481 400 sq mi), Angola es el vigésimo cuarto país más grande del mundo, comparable en tamaño a Malí, o el doble del tamaño de Francia o Texas. Se encuentra principalmente entre las latitudes 4° y 18°S, y las longitudes 12° y 24°E.

Angola limita al sur con Namibia, al este con Zambia, al noreste con la República Democrática del Congo y al oeste con el Océano Atlántico Sur.

El enclave costero de Cabinda en el norte limita con la República del Congo al norte y con la República Democrática del Congo al sur. La capital de Angola, Luanda, se encuentra en la costa atlántica en el noroeste del país.

Angola obtuvo una puntuación media en el Índice de integridad del paisaje forestal de 2018 de 8,35/10, lo que la sitúa en el puesto 23 a nivel mundial entre 172 países.

Clima

Angola mapa de la clasificación climática de Köppen.

Al igual que el resto de África tropical, Angola experimenta distintas estaciones lluviosas y secas que alternan. En el norte, la temporada de lluvias puede durar hasta siete meses, generalmente de septiembre a abril, con quizás una breve disminución en enero o febrero. En el sur, la temporada de lluvias comienza más tarde, en noviembre, y dura hasta febrero. La estación seca (cacimbo) a menudo se caracteriza por una fuerte neblina matutina. En general, la precipitación es mayor en el norte, pero en cualquier latitud es mayor en el interior que en la costa y aumenta con la altitud. Las temperaturas caen con la distancia desde el ecuador y con la altitud y tienden a subir más cerca del Océano Atlántico. Así, en Soyo, en la desembocadura del río Congo, la temperatura media anual es de unos 26 °C, pero está por debajo de los 16 °C en Huambo, en la meseta central templada. Los meses más frescos son julio y agosto (en medio de la estación seca), cuando a veces se pueden formar heladas en altitudes más altas.

Divisiones administrativas

Mapa de Angola con las provincias numeradas
Provincial Government of Huambo.

A partir de marzo de 2016, Angola está dividida en dieciocho provincias (províncias) y 162 municipios. Los municipios se dividen a su vez en 559 comunas (municipios). Las provincias son:

Número Provincia Capital Zona (km2) Población
(2014 Censo)
1 Bengo Caxito 31.371 356,641
2 Benguela Benguela 39.826 2.231.385
3 Bié Cuíto 70.314 1,455,255
4 Cabinda Cabinda 7,270 716.076
5 Cuando Cubango Menongue 199,049 534,002
6 Cuanza Norte N'dalatando 24,110 443,386
7 Cuanza Sul Sumbe 55.600 1.881.873
8 Cunenene Ondjiva 87.342 990.087
9 Huambo Huambo 34.270 2.019.555
10 Huíla Lubango 79.023 2,497,422
11 Luanda Luanda 2.417 6.945.386
12 Lunda Norte Dundo 103.760 862,566
13 Lunda Sul Saurimo 77.637 537.587
14 Malanje Malanje 97.602 986,363
15 Moxico Luena 223,023 758,568
16 Namibe Moçâmedes 57.091 495.326
17 Uíge Uíge 58.698 1,483,118
18 Zaire M'banza-Kongo 40,130 594,428

Esclava de Cabinda

(feminine)
Provincial Government of Namibe.

Con un área de aproximadamente 7.283 kilómetros cuadrados (2.812 sq mi), la provincia de Cabinda, en el norte de Angola, es inusual porque está separada del resto del país por una franja de unos 60 kilómetros (37 mi) de ancho, de la República Democrática República del Congo a lo largo de la parte baja del río Congo. Cabinda limita con la República del Congo al norte y al noreste y con la RDC al este y al sur. La ciudad de Cabinda es el principal centro de población.

Según un censo de 1995, Cabinda tenía una población estimada de 600 000 habitantes, de los cuales aproximadamente 400 000 son ciudadanos de países vecinos. Sin embargo, las estimaciones de población son muy poco fiables. Cabinda, compuesta en gran parte por bosques tropicales, produce maderas duras, café, cacao, caucho crudo y aceite de palma.

Sin embargo, el producto por el que es más conocida es su petróleo, que le ha valido el sobrenombre de "el Kuwait de África". La producción de petróleo de Cabinda a partir de sus considerables reservas en alta mar ahora representa más de la mitad de la producción de Angola. La mayor parte del petróleo a lo largo de su costa fue descubierto bajo el dominio portugués por Cabinda Gulf Oil Company (CABGOC) desde 1968 en adelante.

Desde que Portugal entregó la soberanía de su antigua provincia de ultramar de Angola a los grupos independentistas locales (MPLA, UNITA y FNLA), el territorio de Cabinda ha sido foco de acciones guerrilleras separatistas opuestas al Gobierno de Angola (que ha empleado sus fuerzas armadas, las FAA (Forças Armadas Angolanas) y los separatistas de Cabindan. El Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda-Fuerzas Armadas de Cabinda (FLEC-FAC) anunció la virtual República Federal de Cabinda bajo la Presidencia de N'Zita Henriques Tiago. Una de las características del movimiento independentista de Cabindan es su constante fragmentación en facciones cada vez más pequeñas.

Gobierno y política

La Asamblea Nacional de Angola.

El gobierno angoleño se compone de tres ramas de gobierno: ejecutiva, legislativa y judicial. El poder ejecutivo del gobierno está compuesto por el Presidente, los Vicepresidentes y el Consejo de Ministros.

El poder legislativo comprende una legislatura unicameral de 220 escaños, la Asamblea Nacional de Angola, elegida a partir de distritos electorales de varios miembros de toda la provincia y de todo el país mediante representación proporcional de listas de partidos. Durante décadas, el poder político se ha concentrado en la presidencia.

Después de 38 años de gobierno, en 2017 el presidente dos Santos renunció al liderazgo del MPLA. El líder del partido ganador en las elecciones parlamentarias de agosto de 2017 se convertiría en el próximo presidente de Angola. El MPLA seleccionó al ex ministro de Defensa João Lourenço como Santos' sucesor elegido. De 32 ministros había 12 mujeres.

En lo que se ha descrito como una purga política para cimentar su poder y reducir la influencia de la familia Dos Santos, Lourenço despidió posteriormente al jefe de la policía nacional, Ambrósio de Lemos, y al jefe del servicio de inteligencia, Apolinário José. Pereira. Ambos son considerados aliados del expresidente Dos Santos. También destituyó a Isabel Dos Santos, hija del expresidente, como titular de la petrolera estatal del país, Sonangol. En agosto de 2020, José Filomeno dos Santos, hijo del expresidente de Angola, fue condenado a cinco años de cárcel por fraude y corrupción.

Constitución

João Lourenço, Presidente de Angola

La Constitución de 2010 establece las líneas generales de la estructura de gobierno y delimita los derechos y deberes de los ciudadanos. El sistema legal se basa en la ley portuguesa y el derecho consuetudinario, pero es débil y fragmentado, y los tribunales operan en solo 12 de más de 140 municipios. Una Corte Suprema actúa como tribunal de apelación; un Tribunal Constitucional no tiene poderes de revisión judicial. Los gobernadores de las 18 provincias son designados por el presidente. Después del final de la guerra civil, el régimen se vio presionado tanto desde dentro como desde la comunidad internacional para volverse más democrático y menos autoritario. Su reacción fue implementar una serie de cambios sin cambiar sustancialmente su carácter.

La nueva constitución, adoptada en 2010, eliminó las elecciones presidenciales e introdujo un sistema en el que el presidente y el vicepresidente del partido político que gana las elecciones parlamentarias se convierten automáticamente en presidente y vicepresidente. Directa o indirectamente, el presidente controla todos los demás órganos del estado, por lo que de facto no hay separación de poderes. En las clasificaciones utilizadas en el derecho constitucional, este gobierno entra en la categoría de régimen autoritario.

Fuerzas Armadas

Soldados de las Fuerzas Armadas de Angola con uniforme de vestido completo.

Las Fuerzas Armadas de Angola (Forças Armadas Angolanas, FAA) están encabezadas por un Jefe de Estado Mayor que depende del Ministro de Defensa. Hay tres divisiones: el Ejército (Exército), la Armada (Marinha de Guerra, MGA) y la Fuerza Aérea Nacional (Força Aérea Nacional, FAN). La mano de obra total es de 107.000; más fuerzas paramilitares de 10,000 (2015 est.).

Su equipo incluye cazas, bombarderos y aviones de transporte fabricados en Rusia. También hay EMB-312 Tucanos de fabricación brasileña para entrenamiento, L-39 de fabricación checa para entrenamiento y bombardeo, y una variedad de aviones de fabricación occidental como el C-212Aviocar, Sud Aviation Alouette III, etc. número de miembros del personal de la FAA están estacionados en la República Democrática del Congo (Kinshasa) y la República del Congo (Brazzaville). La FAA también ha participado en la misión de paz de la Comunidad de Desarrollo de África Meridional (SADC) en Cabo Delgado, Mozambique.

Policía

Policía Nacional de Angola.

Los departamentos de la Policía Nacional son Orden Público, Investigación Criminal, Tráfico y Transportes, Investigación e Inspección de Actividades Económicas, Fiscalidad y Vigilancia de Fronteras, Policía Antidisturbios y Policía de Intervención Rápida. La Policía Nacional está en proceso de levantar un ala aérea, para brindar apoyo de helicópteros a las operaciones. La Policía Nacional está desarrollando sus capacidades de investigación criminal y forense. El cuerpo cuenta con unos 6.000 patrulleros, 2.500 fiscales y supervisores de fronteras, 182 investigadores criminales y 100 detectives de delitos financieros y unos 90 inspectores de actividad económica.

La Policía Nacional ha implementado un plan de modernización y desarrollo para aumentar las capacidades y eficiencia de la fuerza total. Además de la reorganización administrativa, los proyectos de modernización incluyen la adquisición de nuevos vehículos, aeronaves y equipos, la construcción de nuevas comisarías y laboratorios forenses, la reestructuración de los programas de formación y la sustitución de fusiles AKM por Uzis de 9 mm para agentes en zonas urbanas.

Justicia

Un Tribunal Supremo sirve como tribunal de apelación. El Tribunal Constitucional es el órgano supremo de la jurisdicción constitucional, instituido con la aprobación de la Ley n. 2/08, de 17 de junio – Ley Orgánica del Tribunal Constitucional y Ley n. 3/08, de 17 de junio – Ley Orgánica del Proceso Constitucional. El ordenamiento jurídico se basa en el derecho portugués y consuetudinario. Hay 12 tribunales en más de 140 condados del país. Su primera tarea fue la validación de las candidaturas de los partidos políticos a las elecciones legislativas del 5 de septiembre de 2008. Así, el 25 de junio de 2008 se institucionalizó la Corte Constitucional y sus Consejeros Judiciales asumieron el cargo ante el Presidente de la República. Actualmente, están presentes siete jueces asesores, cuatro hombres y tres mujeres.

En 2014 entró en vigor un nuevo código penal en Angola. La tipificación del blanqueo de capitales como delito es una de las novedades de la nueva legislación.

Relaciones exteriores

Ministro de Relaciones Exteriores de Angola Manuel Domingos Augusto.

Angola es un estado miembro fundador de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), también conocida como la Mancomunidad Lusófona, una organización internacional y asociación política de naciones lusófonas en cuatro continentes, donde el portugués es un idioma oficial.

El 16 de octubre de 2014, Angola fue elegida por segunda vez miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con 190 votos favorables de un total de 193. El mandato comenzó el 1 de enero de 2015 y expiró el 31 de diciembre de 2016.

Desde enero de 2014, la República de Angola preside la Conferencia Internacional para la Región de los Grandes Lagos (CIRGL). [80] En 2015, el Secretario Ejecutivo del CIRGL, Ntumba Luaba, dijo que Angola es el ejemplo a seguir por los miembros de la organización, debido a los importantes avances logrados durante los 12 años de paz, principalmente en términos de estabilidad socioeconómica y política. -militar.

Derechos humanos

Angola está clasificada como 'no libre' por Freedom House en el informe Freedom in the World 2014. El informe señaló que las elecciones parlamentarias de agosto de 2012, en las que el gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola obtuvo más del 70% de los votos, adolecieron de graves fallas, incluidas listas de votantes obsoletas e inexactas. La participación electoral cayó del 80% en 2008 al 60%.

Un informe de 2012 del Departamento de Estado de EE. UU. decía: "Los tres abusos de derechos humanos más importantes [en 2012] fueron la corrupción oficial y la impunidad; límites a las libertades de reunión, asociación, expresión y prensa; y castigos crueles y excesivos, incluidos casos denunciados de tortura y palizas, así como homicidios ilegítimos a manos de la policía y otro personal de seguridad."

Angola clasificó a cuarenta y dos de cuarenta y ocho estados del África subsahariana en la lista del Índice de Gobernanza Africana de 2007 y obtuvo una puntuación baja en el Índice Ibrahim de Gobernanza Africana de 2013. Ocupó el puesto 39 entre 52 países del África subsahariana, con una puntuación particularmente mala en las áreas de participación y derechos humanos, oportunidades económicas sostenibles y desarrollo humano. El Índice Ibrahim utiliza una serie de variables para compilar su lista que refleja el estado de la gobernabilidad en África.

En 2019, los actos homosexuales fueron despenalizados en Angola y el gobierno también prohibió la discriminación basada en la orientación sexual. La votación fue abrumadora: 155 a favor, 1 en contra, 7 abstenciones.

Economía

Representación proporcional de las exportaciones de Angola, 2019
PIB per cápita 1950-2018

Angola tiene diamantes, petróleo, oro, cobre y una rica vida silvestre (que se redujo drásticamente durante la guerra civil), bosques y combustibles fósiles. Desde la independencia, el petróleo y los diamantes han sido el recurso económico más importante. La agricultura de pequeña escala y de plantación se redujo drásticamente en la Guerra Civil de Angola, pero comenzó a recuperarse después de 2002.

En los últimos años, la economía de Angola ha pasado del desorden causado por un cuarto de siglo de guerra civil angoleña a convertirse en la economía de más rápido crecimiento en África y una de las de más rápido crecimiento en el mundo, con una crecimiento promedio del PIB del 20 % entre 2005 y 2007. En el período 2001–10, Angola tuvo el crecimiento promedio anual del PIB más alto del mundo, con un 11,1 %.

En 2004, el Exim Bank de China aprobó una línea de crédito de 2.000 millones de dólares para Angola, que se utilizará para reconstruir la infraestructura de Angola y limitar la influencia del Fondo Monetario Internacional allí.

China es el mayor socio comercial y destino de exportación de Angola, así como la cuarta fuente de importaciones. El comercio bilateral alcanzó los 27.670 millones de dólares en 2011, un 11,5 % más que el año anterior. Las importaciones de China, principalmente petróleo crudo y diamantes, aumentaron un 9,1 % a 24 890 millones de dólares, mientras que las exportaciones de China a Angola, incluidos productos mecánicos y eléctricos, piezas de maquinaria y materiales de construcción, aumentaron un 38,8 %. El exceso de petróleo llevó a un precio local de la gasolina sin plomo de £0,37 por galón.

La economía angoleña creció un 18 % en 2005, un 26 % en 2006 y un 17,6 % en 2007. Debido a la recesión mundial, la economía se contrajo un −0,3 % estimado en 2009. La seguridad generada por el acuerdo de paz de 2002 ha permitido el reasentamiento de 4 millones de personas desplazadas y el consiguiente aumento a gran escala de la producción agrícola. Se espera que la economía de Angola crezca un 3,9 por ciento en 2014, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI), se espera que el sólido crecimiento en la economía no petrolera, impulsado principalmente por un muy buen desempeño en el sector agrícola, compense una caída temporal en la producción de petróleo.

El Banco Nacional de Angola.

El sistema financiero de Angola es mantenido por el Banco Nacional de Angola y administrado por el gobernador José de Lima Massano. Según un estudio sobre el sector bancario, realizado por Deloitte, la política monetaria liderada por el Banco Nacional de Angola (BNA), el banco nacional angoleño, permitió una disminución de la tasa de inflación, que se situó en 7,96% en diciembre de 2013, lo que contribuyó a la tendencia de crecimiento del sector. Según estimaciones publicadas por el banco central de Angola, la economía del país debería crecer a una tasa promedio anual del 5 por ciento durante los próximos cuatro años, impulsada por la creciente participación del sector privado.

Aunque la economía del país ha crecido significativamente desde que Angola logró la estabilidad política en 2002, principalmente debido al rápido aumento de las ganancias en el sector petrolero, Angola enfrenta enormes problemas sociales y económicos. Estos son en parte el resultado de un conflicto armado casi continuo desde 1961 en adelante, aunque el nivel más alto de destrucción y daño socioeconómico se produjo después de la independencia de 1975, durante los largos años de guerra civil. Sin embargo, las altas tasas de pobreza y la flagrante desigualdad social se derivan principalmente del persistente autoritarismo, "neopatrimonial" prácticas en todos los niveles de las estructuras políticas, administrativas, militares y económicas, y de una corrupción generalizada. Los principales beneficiarios son los detentadores del poder político, administrativo, económico y militar, que han acumulado (y siguen acumulando) enormes riquezas.

Luanda Financial City.

"Beneficiarios secundarios" son los estratos medios que están a punto de convertirse en clases sociales. Sin embargo, casi la mitad de la población tiene que ser considerada pobre, con diferencias dramáticas entre el campo y las ciudades, donde reside poco más del 50% de la población.

Un estudio realizado en 2008 por el Instituto Nacional de Estadística de Angola encontró que en las zonas rurales aproximadamente el 58% debe clasificarse como "pobre" según normas de la ONU pero en las áreas urbanas solo el 19%, y una tasa global del 37%. En las ciudades, la mayoría de las familias, mucho más allá de las clasificadas oficialmente como pobres, deben adoptar una variedad de estrategias de supervivencia. En las áreas urbanas la desigualdad social es más evidente y es extrema en Luanda. En el Índice de Desarrollo Humano, Angola se ubica constantemente en el último grupo.

El turismo en Angola ha crecido con la economía y la estabilidad del país.

En enero de 2020, una filtración de documentos gubernamentales conocida como Luanda Leaks mostró que empresas consultoras estadounidenses como Boston Consulting Group, McKinsey & Company, y PricewaterhouseCoopers habían ayudado a los miembros de la familia del expresidente José Eduardo dos Santos (especialmente a su hija Isabel dos Santos) a administrar corruptamente Sonangol para su propio beneficio personal, ayudándolos a utilizar los ingresos de la empresa para financiar proyectos de vanidad en Francia. y Suiza. Después de nuevas revelaciones en los Documentos de Pandora, los ex generales Dias y do Nascimento y ex asesores presidenciales también fueron acusados de malversación de importantes fondos públicos para beneficio personal.

Las enormes diferencias entre las regiones plantean un grave problema estructural para la economía angoleña, ilustrado por el hecho de que alrededor de un tercio de las actividades económicas se concentran en Luanda y la vecina provincia de Bengo, mientras que varias zonas del interior sufren estancamiento económico e incluso regresión.

Una de las consecuencias económicas de las disparidades sociales y regionales es un fuerte aumento de las inversiones privadas angoleñas en el extranjero. La pequeña franja de la sociedad angoleña donde tiene lugar la mayor parte de la acumulación de activos busca repartir sus activos, por razones de seguridad y lucro. Por el momento, la mayor parte de estas inversiones se concentra en Portugal, donde se ha hecho notable la presencia de los angoleños (incluida la familia del presidente del Estado) en los bancos, así como en los dominios de la energía, las telecomunicaciones y los medios de comunicación, así como la adquisición de viñedos y huertas así como de empresas turísticas.

Sede de empresas en Luanda

Angola ha mejorado la infraestructura crítica, una inversión que fue posible gracias a los fondos del desarrollo de los recursos petroleros de la nación. Según un informe, poco más de diez años después del final de la guerra civil, el nivel de vida de Angola ha mejorado mucho en general. La esperanza de vida, que era de solo 46 años en 2002, llegó a 51 en 2011. Las tasas de mortalidad infantil se redujeron del 25% en 2001 al 19% en 2010 y el número de alumnos matriculados en la escuela primaria se ha triplicado desde 2001. Sin embargo, en al mismo tiempo, la desigualdad social y económica que ha caracterizado al país durante tanto tiempo no ha disminuido, sino que se ha profundizado en todos los aspectos.

Con un stock de activos correspondiente a 70 000 millones de Kz (6 800 millones de USD), Angola es ahora el tercer mercado financiero más grande del África subsahariana, solo superado por Nigeria y Sudáfrica. Según el ministro de Economía de Angola, Abraão Gourgel, el mercado financiero del país creció modestamente desde 2002 y ahora ocupa el tercer lugar en África subsahariana.

El 19 de diciembre de 2014, se lanzó el Mercado de Capitales en Angola. A BODIVA (Bolsa de Valores y Derivados de Angola, en inglés) se le asignó el mercado secundario de deuda pública y se esperaba que lanzara el mercado de deuda corporativa para 2015, aunque solo se esperaba que el mercado de valores en sí comenzara a cotizar en 2016.

Recursos naturales

Una plataforma de perforación de petróleo frente a la costa del centro de Angola

The Economist informó en 2008 que los diamantes y el petróleo representan el 60% de la economía de Angola, casi todos los ingresos del país y todas sus exportaciones dominantes. El crecimiento está impulsado casi en su totalidad por el aumento de la producción de petróleo, que superó los 1,4 millones de barriles por día (220.000 m3/d) a finales de 2005 y se esperaba que aumentara a 2 millones de barriles por día (320.000 m 3/d) para 2007. Se consolida el control de la industria petrolera en el Grupo Sonangol, conglomerado propiedad del gobierno angoleño. En diciembre de 2006, Angola fue admitida como miembro de la OPEP.

Según Heritage Foundation, un centro de estudios estadounidense conservador, la producción de petróleo de Angola ha aumentado de manera tan significativa que ahora Angola es el mayor proveedor de petróleo de China. "China ha extendido tres líneas de crédito multimillonarias al gobierno angoleño; dos préstamos de 2.000 millones de dólares de China Exim Bank, uno en 2004, el segundo en 2007, así como un préstamo en 2005 de 2.900 millones de dólares de China International Fund Ltd."

Los ingresos crecientes del petróleo también crearon oportunidades para la corrupción: según un informe reciente de Human Rights Watch, 32 000 millones de dólares estadounidenses desaparecieron de las cuentas gubernamentales entre 2007 y 2010. Además, Sonangol, la petrolera estatal, controla el 51% del petróleo de Cabinda. Debido a este control de mercado, la empresa termina determinando la utilidad que recibe el gobierno y los impuestos que paga. El consejo de relaciones exteriores precisa que el Banco Mundial mencionó que la Sonangol es contribuyente, realiza actividades cuasifiscales, invierte fondos públicos y, como concesionaria, es reguladora del sector. Este programa de trabajo polifacético crea conflictos de interés y caracteriza una relación compleja entre la Sonangol y el gobierno que debilita el proceso presupuestario formal y crea incertidumbre en cuanto a la postura fiscal real del estado."

En 2002, Angola exigió una compensación por los derrames de petróleo supuestamente causados por Chevron Corporation, la primera vez que multaba a una corporación multinacional que operaba en sus aguas.

Las operaciones en sus minas de diamantes incluyen asociaciones entre la empresa estatal Endiama y empresas mineras como ALROSA que operan en Angola.

El acceso a la biocapacidad en Angola es superior al promedio mundial. En 2016, Angola tenía 1,9 hectáreas globales de biocapacidad por persona dentro de su territorio, un poco más que el promedio mundial de 1,6 hectáreas globales por persona. En 2016, Angola utilizó 1,01 hectáreas globales de biocapacidad por persona, su huella ecológica de consumo. Esto significa que utilizan aproximadamente la mitad de la biocapacidad que contiene Angola. Como resultado, Angola está gestionando una reserva de biocapacidad.

Agricultura

Represa de Capanda en la Cuanza

La agricultura y la silvicultura es un área de oportunidad potencial para el país. La organización African Economic Outlook afirma que "Angola requiere 4,5 millones de toneladas al año de grano, pero produce solo alrededor del 55 % del maíz que necesita, el 20 % del arroz y solo el 5 % del trigo requerido".

Además, el Banco Mundial estima que "menos del 3 por ciento de las abundantes tierras fértiles de Angola están cultivadas y el potencial económico del sector forestal sigue sin explotarse en gran medida".

Antes de la independencia en 1975, Angola era un granero del sur de África y un importante exportador de bananas, café y sisal, pero tres décadas de guerra civil (1975-2002) destruyeron campos fértiles, los dejaron sembrados de minas terrestres y expulsaron millones a las ciudades.

El país ahora depende de las costosas importaciones de alimentos, principalmente de Sudáfrica y Portugal, mientras que más del 90 % de la agricultura se realiza a nivel familiar y de subsistencia. Miles de pequeños agricultores angoleños están atrapados en la pobreza.

Transporte

TAAG Angola Las aerolíneas son la compañía estatal nacional.

El transporte en Angola consiste en:

Angola centra su comercio portuario en cinco puertos principales: Namibe, Lobito, Soyo, Cabinda y Luanda. El puerto de Luanda es el mayor de los cinco, además de ser uno de los más activos del continente africano.

Puente Catumbela en Benguela.

Con frecuencia, no se recomienda viajar por carreteras fuera de los pueblos y ciudades de Angola (y en algunos casos dentro de ellas) para aquellos que no tienen vehículos de cuatro por cuatro. Si bien ha existido una infraestructura vial razonable dentro de Angola, el tiempo y la guerra han cobrado su precio en las superficies de las carreteras, dejando muchas gravemente llenas de baches y llenas de asfalto roto. En muchas áreas, los conductores han establecido caminos alternativos para evitar las peores partes de la superficie, aunque se debe prestar mucha atención a la presencia o ausencia de marcadores de advertencia de minas terrestres al costado del camino. El gobierno angoleño ha contratado la restauración de muchas de las carreteras del país. La carretera entre Lubango y Namibe, por ejemplo, se completó recientemente con fondos de la Unión Europea y es comparable a muchas rutas principales europeas. Es probable que completar la infraestructura vial lleve algunas décadas, pero ya se están realizando esfuerzos considerables.

Telecomunicaciones

Lobito alberga un importante puerto marítimo.
El boom de la construcción de Luanda está financiado en gran medida por el petróleo y los diamantes.

La industria de las telecomunicaciones es considerada uno de los principales sectores estratégicos de Angola.

En octubre de 2014, se anunció la construcción de un cable submarino de fibra óptica. Este proyecto tiene como objetivo convertir a Angola en un hub continental, mejorando así las conexiones a Internet tanto a nivel nacional como internacional.

El 11 de marzo de 2015, se realizó en Luanda el Primer Foro Angoleño de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información bajo el lema "Los desafíos de las telecomunicaciones en el contexto actual de Angola", para promover el debate sobre temas de actualidad en telecomunicaciones en Angola y en todo el mundo. Un estudio de este sector, presentado en el foro, dijo que Angola tuvo el primer operador de telecomunicaciones en África en probar LTE – con velocidades de hasta 400 Mbit/s – y una penetración móvil de cerca del 75%; existen cerca de 3,5 millones de smartphones en el mercado angoleño; Hay alrededor de 25.000 kilómetros (16.000 millas) de fibra óptica instalada en el país.

El primer satélite angoleño, AngoSat-1, se puso en órbita el 26 de diciembre de 2017. Fue lanzado desde el centro espacial de Baikonur en Kazajstán a bordo de un cohete Zenit 3F. El satélite fue construido por RSC Energia de Rusia, una subsidiaria del actor estatal de la industria espacial Roscosmos. La carga útil del satélite fue suministrada por Airbus Defence & Espacio. Debido a una falla de energía a bordo durante el despliegue del panel solar, el 27 de diciembre, RSC Energia reveló que perdieron el contacto de comunicaciones con el satélite. Aunque los intentos posteriores de restablecer las comunicaciones con el satélite tuvieron éxito, el satélite finalmente dejó de enviar datos y RSC Energia confirmó que AngoSat-1 no funcionaba. El lanzamiento de AngoSat-1 tuvo como objetivo garantizar las telecomunicaciones en todo el país. Según Aristides Safeca, secretario de Estado de Telecomunicaciones, el satélite tenía como objetivo brindar servicios de telecomunicaciones, televisión, internet y gobierno electrónico y se esperaba que permaneciera en órbita 'en el mejor de los casos'. por 18 años Se está trabajando en un satélite de reemplazo llamado AngoSat-2 y se esperaba que estuviera en servicio para 2020. En febrero de 2021, Ango-Sat-2 estaba listo en un 60%. Los funcionarios informaron que se espera el lanzamiento en unos 17 meses, para julio de 2022.

Tecnología

La gestión del dominio de nivel superior '.ao' pasó de Portugal a Angola en 2015, siguiendo una nueva legislación. Un decreto conjunto del Ministro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, José Carvalho da Rocha, y la ministra de Ciencia y Tecnología, Maria Cândida Pereira Teixeira, establece que "bajo la masificación" de ese dominio angoleño, "se crean las condiciones para la transferencia de la raíz del dominio '.ao' de Portugal a Angola".

Demografía

Diferencias étnicas históricas de Angola

Angola tiene una población de 24.383.301 habitantes según los resultados preliminares de su censo de 2014, el primero realizado o realizado desde el 15 de diciembre de 1970. Está compuesta por Ovimbundu (lengua Umbundu) 37%, Ambundu (lengua Kimbundu) 23 %, bakongo 13% y 32% de otros grupos étnicos (incluidos los chokwe, los ovambo, los ganguela y los xindonga), así como alrededor del 2% de mulatos (mezcla de europeos y africanos), el 1,6% de chinos y 1% europeo. Los grupos étnicos Ambundu y Ovimbundu combinados forman la mayoría de la población, con un 62%. Se pronostica que la población crecerá a más de 60 millones de personas en 2050, 2,7 veces la población de 2014. Sin embargo, el 23 de marzo de 2016, datos oficiales revelados por el Instituto Nacional de Estadística de Angola – Instituto Nacional de Estatística (INE), establece que Angola tiene una población de 25.789.024 habitantes.

Se estima que Angola acogió a 12.100 refugiados y 2.900 solicitantes de asilo a finales de 2007. 11.400 de esos refugiados eran originarios de la República Democrática del Congo, que llegaron en la década de 1970. A partir de 2008, se estima que había 400.000 trabajadores migrantes de la República Democrática del Congo, al menos 220.000 portugueses y unos 259.000 chinos que vivían en Angola. 1 millón de angoleños son mestizos (blanco y negro).

Desde 2003, más de 400.000 inmigrantes congoleños han sido expulsados de Angola. Antes de la independencia en 1975, Angola tenía una comunidad de aproximadamente 350.000 portugueses, pero la gran mayoría se fue después de la independencia y la guerra civil que siguió. Sin embargo, Angola ha recuperado su minoría portuguesa en los últimos años; actualmente, hay alrededor de 200.000 registrados en los consulados, y aumentando debido a la crisis de la deuda en Portugal y la relativa prosperidad en Angola. La población china asciende a 258.920, compuesta en su mayoría por inmigrantes temporales. Además, hay una pequeña comunidad brasileña de unas 5.000 personas. Los romaníes fueron deportados a Angola desde Portugal.

A partir de 2007, la tasa de fertilidad total de Angola es de 5,54 niños nacidos por mujer (estimaciones de 2012), la undécima más alta del mundo.

Idiomas

Idiomas en Angola (2014 Censo)
Idiomasporcentaje
Portugués
71,1%
Umbundu
23.0%
Kikongo
8.2%
Kimbundu
7.8%
Chokwe
6,5%
Nyaneka
3,4%
Ngangela
3.1%
Fiote
2,4%
Kwanyama
2,3%
Muhumbi
2,1%
Luvale
1.0%
Otros
4,1%

Los idiomas en Angola son los originalmente hablados por los diferentes grupos étnicos y el portugués, introducido durante la era colonial portuguesa. Las lenguas indígenas más habladas son Umbundu, Kimbundu y Kikongo, en ese orden. El portugués es el idioma oficial del país.

Aunque se desconoce el número exacto de personas que hablan portugués con fluidez o que hablan portugués como primer idioma, un estudio de 2012 menciona que el portugués es el primer idioma del 39 % de la población. En 2014, un censo realizado por el Instituto Nacional de Estatística de Angola menciona que el 71,15% de los casi 25,8 millones de habitantes de Angola (es decir, alrededor de 18,3 millones de personas) utilizan el portugués como primera o segunda lengua.

Según el censo de 2014, el portugués es hablado por el 71,1 % de los angoleños, el umbundu por el 23 %, el kikongo por el 8,2 %, el kimbundu por el 7,8 %, el chokwe por el 6,5 %, el nyaneka por el 3,4 %, el ngangela por el 3,1 %, el fiote por 2,4%, kwanyama un 2,3%, muhumbi un 2,1%, luvale un 1% y otros idiomas un 4,1%.

Religión

Religión en Angola (2015)
ReligiónPorcentaje
Roman Catholicism
56.4%
Protestantismo
23.4%
Otros cristianos
13.6%
Fes tradicionales
4,5%
Irreligión
1.0%
Otros
1,1%

Hay unas 1.000 comunidades religiosas, en su mayoría cristianas, en Angola. Si bien no existen estadísticas confiables, se estima que más de la mitad de la población es católica, mientras que aproximadamente una cuarta parte se adhiere a las iglesias protestantes introducidas durante el período colonial: los congregacionalistas principalmente entre los Ovimbundu de las Tierras Altas Centrales y la región costera hasta su al oeste, los metodistas concentrados en la franja de habla kimbundu desde Luanda hasta Malanje, los bautistas casi exclusivamente entre los bakongo del noroeste (ahora presentes también en Luanda) y adventistas dispersos, reformados y luteranos.

En Luanda y región subsiste un núcleo de la "sincrética" Se pueden encontrar tocoístas y en el noroeste una pizca de kimbanguismo, que se extiende desde el Congo/Zaire. Desde la independencia, cientos de comunidades pentecostales y similares han surgido en las ciudades, donde ahora vive alrededor del 50% de la población; varias de estas comunidades/iglesias son de origen brasileño.

Iglesia Católica de Uaco Cungo.

A partir de 2008, el Departamento de Estado de EE. UU. estima que la población musulmana es de 80 000 a 90 000, menos del 1 % de la población, mientras que la Comunidad Islámica de Angola acerca la cifra a 500 000. Los musulmanes consisten en gran parte en inmigrantes de África Occidental y Medio Oriente (especialmente Líbano), aunque algunos son conversos locales. El gobierno angoleño no reconoce legalmente a ninguna organización musulmana y, a menudo, cierra mezquitas o impide su construcción.

En un estudio que evaluó las naciones' niveles de regulación y persecución religiosa con puntuaciones que van de 0 a 10, donde 0 representa bajos niveles de regulación o persecución, Angola obtuvo una puntuación de 0,8 en la regulación gubernamental de la religión, 4,0 en la regulación social de la religión, 0 en el favoritismo gubernamental de la religión y 0 en la religión Persecucion.

Los misioneros extranjeros fueron muy activos antes de la independencia en 1975, aunque desde el comienzo de la lucha anticolonial en 1961, las autoridades coloniales portuguesas expulsaron a una serie de misioneros protestantes y cerraron estaciones misioneras basándose en la creencia de que los misioneros estaban incitando pro -sentimientos independentistas. Los misioneros han podido regresar al país desde principios de la década de 1990, aunque las condiciones de seguridad debido a la guerra civil les impidieron hasta 2002 restaurar muchas de sus antiguas estaciones de misión en el interior.

La Iglesia Católica y algunas de las principales denominaciones protestantes en su mayoría se mantienen reservadas en contraste con las "Nuevas Iglesias" que hacen proselitismo activamente. Los católicos, así como algunas de las principales denominaciones protestantes, brindan ayuda a los pobres en forma de semillas de cultivos, animales de granja, atención médica y educación.

Urbanización

Ciudades o pueblos más grandes en Angola
Según el censo de 2014
Rank Nombre Provincia Papá.
Luanda
Luanda
Lubango
Lubango
1LuandaLuanda6,759,313 Huambo
Huambo
Benguela
Benguela
2LubangoHuíla600.751
3HuamboHuambo595,304
4BenguelaBenguela555.124
5CabindaCabinda550.000
6MalanjeMalanje455.000
7SaurimoLunda Sul393.000
8LobitoBenguela357,950
9CuítoBié355,423
10UígeUíge322,531

Salud

Lucrécia Paím Maternity Hospital.

Las epidemias de cólera, malaria, rabia y fiebres hemorrágicas africanas como la fiebre hemorrágica de Marburg, son enfermedades comunes en varias partes del país. Muchas regiones de este país tienen altas tasas de incidencia de tuberculosis y altas tasas de prevalencia del VIH. El dengue, la filariasis, la leishmaniasis y la oncocercosis (ceguera de los ríos) son otras enfermedades transmitidas por insectos que también se presentan en la región. Angola tiene una de las tasas de mortalidad infantil más altas del mundo y una de las esperanzas de vida más bajas del mundo. Una encuesta de 2007 concluyó que el estado bajo y deficiente de niacina era común en Angola. Encuestas Demográficas y de Salud actualmente está realizando varias encuestas en Angola sobre malaria, violencia doméstica y más.

En septiembre de 2014, se creó por decreto presidencial el Instituto Angoleño de Control del Cáncer (IACC), que integrará el Servicio Nacional de Salud de Angola. El objetivo de este nuevo centro es garantizar la salud y la atención médica en oncología, la aplicación de políticas, programas y planes de prevención y tratamiento especializado. Este instituto del cáncer se asumirá como una institución de referencia en las regiones central y sur de África.

En 2014, Angola lanzó una campaña nacional de vacunación contra el sarampión, extendida a todos los niños menores de diez años y con el objetivo de llegar a las 18 provincias del país. La medida es parte del Plan Estratégico para la Eliminación del Sarampión 2014-2020 creado por el Ministerio de Salud de Angola que incluye el fortalecimiento de la inmunización de rutina, un manejo adecuado de los casos de sarampión, campañas nacionales, la introducción de una segunda dosis de vacunación en la vacunación de rutina nacional calendario y vigilancia epidemiológica activa del sarampión. Esta campaña se realizó junto con la vacunación contra la poliomielitis y la suplementación con vitamina A.

Un brote de fiebre amarilla, el peor en el país en tres décadas, comenzó en diciembre de 2015. Para agosto de 2016, cuando el brote comenzó a disminuir, se sospechaba que casi 4000 personas estaban infectadas. Hasta 369 pueden haber muerto. El brote comenzó en la capital, Luanda, y se extendió a por lo menos 16 de las 18 provincias.

Educación

Universidad de Agostinho Neto.

Aunque por ley la educación en Angola es obligatoria y gratuita durante ocho años, el gobierno informa que un porcentaje de alumnos no asiste debido a la falta de edificios escolares y maestros. Los alumnos a menudo son responsables de pagar los gastos adicionales relacionados con la escuela, incluidas las tarifas de libros y útiles.

En 1999, la tasa bruta de matrícula primaria fue del 74 por ciento y en 1998, el año más reciente del que se dispone de datos, la tasa neta de matrícula primaria fue del 61 por ciento. Las tasas de matrícula bruta y neta se basan en el número de alumnos matriculados formalmente en la escuela primaria y, por lo tanto, no reflejan necesariamente la asistencia escolar real. Continúa habiendo disparidades significativas en la matriculación entre las zonas rurales y urbanas. En 1995, el 71,2% de los niños de 7 a 14 años asistían a la escuela. Se informa que los porcentajes de niños que asisten a la escuela son más altos que las niñas. Durante la Guerra Civil de Angola (1975-2002), casi la mitad de todas las escuelas fueron saqueadas y destruidas, lo que generó los problemas actuales de hacinamiento.

Una escuela primaria en la provincia de Cuanza Sul

El Ministerio de Educación contrató a 20.000 nuevos docentes en 2005 y continuó implementando la capacitación docente. Los docentes tienden a estar mal pagados, inadecuadamente capacitados y sobrecargados de trabajo (a veces enseñan dos o tres turnos al día). Según los informes, algunos maestros pueden exigir pagos o sobornos directamente a sus alumnos. Otros factores, como la presencia de minas terrestres, la falta de recursos y documentos de identidad, y la mala salud impiden que los niños asistan a la escuela con regularidad. Aunque las asignaciones presupuestarias para la educación se incrementaron en 2004, el sistema educativo de Angola sigue estando extremadamente subfinanciado.

Según estimaciones del Instituto de Estadística de la UNESCO, la tasa de alfabetización de adultos en 2011 fue del 70,4 %. Para 2015, esto había aumentado al 71,1%. El 82,9% de los hombres y el 54,2% de las mujeres están alfabetizados en 2001. Desde la independencia de Portugal en 1975, varios estudiantes angoleños continuaron siendo admitidos cada año en escuelas secundarias, institutos politécnicos y universidades de Portugal y Brasil a través de acuerdos bilaterales; en general, estos estudiantes pertenecen a las élites.

Mutu-ya Kevela Prep. School

En septiembre de 2014, el Ministerio de Educación de Angola anunció una inversión de 16 millones de euros en la informatización de más de 300 aulas en todo el país. El proyecto también incluye la formación de docentes a nivel nacional, "como una forma de introducir y utilizar las nuevas tecnologías de la información en las escuelas primarias, reflejando así una mejora en la calidad de la enseñanza".

En 2010, el gobierno de Angola inició la construcción de la Red de Bibliotecas de Medios de Angola, distribuidas en varias provincias del país para facilitar el acceso de las personas a la información y el conocimiento. Cada sitio cuenta con un archivo bibliográfico, recursos multimedia y computadoras con acceso a Internet, así como áreas de lectura, investigación y socialización. El plan prevé el establecimiento de una mediateca en cada provincia angoleña hasta 2017. El proyecto también incluye la implementación de varias mediatecas, con el fin de proporcionar los diversos contenidos disponibles en las mediatecas fijas a las poblaciones más aisladas del país. En este momento, las mediatecas móviles ya están en funcionamiento en las provincias de Luanda, Malanje, Uíge, Cabinda y Lunda Sur. En cuanto a REMA, las provincias de Luanda, Benguela, Lubango y Soyo tienen actualmente mediatecas en funcionamiento.

Cultura

Agostinho Neto Monumento Nacional en Luanda.

La cultura angoleña ha estado fuertemente influenciada por la cultura portuguesa, especialmente en el idioma y la religión, y la cultura de los grupos étnicos indígenas de Angola, predominantemente la cultura bantú.

Las diversas comunidades étnicas (Ovimbundu, Ambundu, Bakongo, Chokwe, Mbunda y otros pueblos) mantienen en mayor o menor medida sus propios rasgos culturales, tradiciones e idiomas, pero en las ciudades, donde ahora vive un poco más de la mitad de la población., una cultura mestiza viene emergiendo desde la época colonial; en Luanda, desde su fundación en el siglo XVI.

En esta cultura urbana, la herencia portuguesa se ha vuelto cada vez más dominante. Las raíces africanas son evidentes en la música y la danza y están moldeando la forma en que se habla el portugués. Este proceso está bien reflejado en la literatura angoleña contemporánea, especialmente en las obras de autores angoleños.

En 2014, Angola reanudó el Festival Nacional de la Cultura Angoleña después de una pausa de 25 años. El festival se realizó en todas las capitales de provincia y tuvo una duración de 20 días, con el tema ”La cultura como factor de paz y desarrollo.

Cine

En 1972, uno de los primeros largometrajes de Angola, Sambizanga, coproducida internacionalmente por Sarah Maldoror, se estrenó en el Festival de Cine de Carthage con gran éxito de crítica y ganó el < i>Tanit d'Or, el máximo galardón del festival.

Deportes

El Estadio Nacional de Benguela.

El baloncesto es el segundo deporte más popular en Angola. Su selección nacional ha ganado 11 veces el AfroBasket y ostenta el récord de más títulos. Como equipo líder en África, es un competidor regular en los Juegos Olímpicos de Verano y la Copa del Mundo FIBA. Angola alberga una de las primeras ligas competitivas de África.

En fútbol, Angola fue sede de la Copa Africana de Naciones 2010. La selección de fútbol de Angola se clasificó para la Copa Mundial de la FIFA 2006, su primera aparición en la final de la Copa del Mundo. Fueron eliminados tras una derrota y dos empates en la fase de grupos. Ganaron tres Copas COSAFA y terminaron subcampeones en el Campeonato Africano de Naciones 2011.

Angola participa desde hace varios años en el Campeonato Mundial de Balonmano Femenino. El país también ha aparecido en los Juegos Olímpicos de Verano durante siete años y compite regularmente y una vez fue sede de la Copa del Mundo de Hockey sobre Patines FIRS, donde el mejor resultado es el sexto. A menudo también se cree que Angola tiene raíces históricas en el arte marcial "Capoeira Angola" y "Batuque" que fueron practicados por angoleños africanos esclavizados transportados como parte de la trata de esclavos en el Atlántico.