Andrónico I Comneno

AjustarCompartirImprimirCitar
Emperador bizantino de 1183 a 1185

Andronikos I Komnenos (griego: Ἀνδρόνικος Κομνηνός; c. 1117 – 12 de septiembre de 1185), latinizado como Andrónico I Comneno, fue emperador bizantino de 1183 a 1185. Era hijo de Isaac Comneno y nieto del emperador Alexios I. En la historiografía bizantina posterior, Andronikos I se hizo conocido bajo el epíteto "Misophaes" ("Hater of Sunlight") en referencia a la gran cantidad de enemigos que había cegado.

Primeros años

Andronikos Komnenos nació alrededor de 1118. La mayor parte de lo que se sabe de él proviene de los escritos del historiador Niketas Choniates, ciertos pasajes en una obra de Eustathios, 'La captura de Tesalónica', o inferido por historiadores posteriores del Imperio Bizantino. Era guapo y elocuente, activo, resistente, valiente, un gran general y un político capaz, pero también licencioso. Sus primeros años los pasó alternativamente en el placer y en el servicio militar.

En 1141, fue tomado cautivo por los turcos selyúcidas y permaneció en sus manos durante un año. Al ser rescatado, fue a Constantinopla, donde estuvo recluido en la corte de su primo hermano, el emperador Manuel I Comneno, de quien era un gran favorito. Aquí los encantos de su sobrina, Eudoxia, lo atrajeron y ella se convirtió en su amante. En 1152, acompañado por Eudoxia, partió para un importante mando en Cilicia. Después de su derrota en la Batalla de Mamistra, un ataque a Mopsuestia, regresó, pero nuevamente fue designado para el mando de una provincia. Este segundo puesto parece haberlo dejado también después de un breve intervalo, porque apareció de nuevo en Constantinopla y escapó por poco de la muerte a manos de los hermanos de Eudoxia.

Exilio

Alrededor de 1153, se descubrió una conspiración contra el emperador Manuel en la que participó Andrónico, y fue encarcelado. Después de repetidos intentos fallidos, escapó en 1165. Después de pasar por muchos peligros, incluido el cautiverio en territorio valaco, llegó a Kiev, donde su primo Yaroslav Osmomysl de Galicia celebró la corte. Mientras estaba bajo la protección de Yaroslav, Andronikos formó una alianza con el emperador Manuel I, y con un ejército gallego se unió a Manuel en la invasión de Hungría, ayudando en el asedio de Semlin. La campaña tuvo éxito y Andronikos regresó a Constantinopla con Manuel I en 1168; un año después, sin embargo, Andronikos se negó a prestar juramento de lealtad a Béla de Hungría, a quien Manuel deseaba que se convirtiera en su sucesor. Andronikos fue destituido de la corte pero recibió la provincia de Cilicia.

Aún disgustado por el emperador, Andrónico huyó a la corte del príncipe Raimundo de Antioquía. Mientras residía aquí, cautivó y sedujo a la hermosa hija del Príncipe, Philippa, hermana de la Emperatriz María. El emperador se enojó nuevamente por este deshonra, envió a Constantine Kalamanos a cortejar a Philippa (sin éxito), y Andronikos se vio obligado a huir. Se refugió con el rey Amalarico de Jerusalén, cuyo favor ganó, y quien lo invistió con el señorío de Beirut. En Jerusalén vio a Theodora Komnene, la bella viuda del rey Balduino III y sobrina del emperador Manuel. Aunque Andronikos tenía en ese momento cincuenta y seis años, la edad no había disminuido sus encantos, y Theodora se convirtió en la próxima víctima de su ingeniosa seducción. Para evitar la venganza del emperador, huyó con Andrónico a la corte de Nur ad-Din, el sultán de Damasco. Sintiéndose inseguros allí, continuaron su peligroso viaje a través del Cáucaso y Anatolia. Fueron bien recibidos por el rey Jorge III de Georgia, cuya hermana probablemente había sido la primera esposa de Andronikos.

Andronikos recibió propiedades en Kakhetia, en el este de Georgia. En 1173 o 1174, acompañó al ejército georgiano en una expedición a Shirvan hasta las costas del Caspio, donde Jorge recuperó la fortaleza de Shabaran de los invasores de Darband para su primo, el Shirvanshah Akhsitan I. Finalmente, Andronikos y Theodora se establecieron en el tierras ancestrales de los Komnenoi en Oinaion, a orillas del Mar Negro, entre Trebisonda y Sinope. Mientras Andrónico estaba en una de sus incursiones en Trebisonda, su castillo fue sorprendido por el gobernador de esa provincia, y Teodora y sus dos hijos fueron capturados y enviados a Constantinopla. Para obtener su liberación, Andrónico a principios de 1180 se sometió abyectamente al emperador y, apareciendo encadenado ante él, pidió perdón. Esto lo obtuvo, y se le permitió retirarse con Theodora al destierro en Oinaion.

Emperador

En 1180 muere el emperador Manuel y le sucede su hijo Alejo II, de diez años, que queda bajo la tutela de su madre, María de Antioquía. Sus orígenes y cultura latinos provocaron un creciente resentimiento por parte de sus súbditos griegos. Se habían sentido insultados por los gustos occidentales de Manuel, viendo cómo los comerciantes latinos y sus concesiones comerciales absorbían gran parte de su riqueza y oportunidades. La regencia de la viuda franca de Manuel vio aumentar el favor latino y aumentar las tensiones. Andrónico vio este descontento latino como una oportunidad para apoderarse de la corona, dejando su retiro en 1182 y marchando a Constantinopla con un ejército que (según fuentes no bizantinas) incluía contingentes musulmanes.

Alexios intentó negociar y envió a George Xiphilinos (un futuro patriarca) a Andronikos' campamento, ofreciendo un indulto y alto cargo. En el evento, Xiphilinos traicionó a los prōtosebastos, y Andronikos rechazó la oferta, insistiendo en cambio en que los prōtosebastos se retiraran y rindieran cuentas por su administración, y que la emperatriz viuda fuera confinada a un convento. La deserción del comandante de la armada bizantina, megas doux Andronikos Kontostephanos, y la derrota y deserción de su primo, el general Andronikos Angelos, jugaron un papel clave para permitir que las fuerzas rebeldes entraran en Constantinopla.

La llegada de Andronikos Komnenos pronto fue seguida por una masacre de los habitantes latinos de la ciudad, quienes prácticamente controlaban su economía, lo que resultó en la muerte de miles de occidentales. Se cree que él arregló el envenenamiento de la hermana mayor de Alejo II, María la Porfirogenita, y su esposo, Renier de Montferrat, aunque la propia María lo animó a intervenir; se decía que el envenenador era el eunuco Pterygeonites. Poco después, Andronikos hizo encarcelar y luego matar a la emperatriz María, lo que obligó a firmar al niño emperador Alejo para dar muerte a su madre, por los pterigonitas y los hetaireiarches Constantino Tripsychos. Alexios II se vio obligado a reconocer a Andronikos como colega en el imperio frente a la multitud en la terraza de la Iglesia de Cristo de Chalkè y luego fue ejecutado rápidamente a su vez; el asesinato fue llevado a cabo por Tripsychos, Theodore Dadibrenos y Stephen Hagiochristophorites.

En 1183, Andrónico, de sesenta y cinco años, se casó con Inés de Francia, de doce años, hija del rey Luis VII de Francia y su tercera esposa, Adèle de Champaña; Inés había estado comprometida con Alejo II. En noviembre de 1183, Andronikos había asociado a su hijo legítimo más joven, John Komnenos, en el trono. En 1184, una embajada veneciana visitó Constantinopla y se llegó a un acuerdo de que se pagaría una compensación de 1.500 piezas de oro por las pérdidas sufridas en 1171.

El reinado de Andrónico se caracterizó por sus duras medidas. Resolvió reprimir muchos abusos pero sobre todo controlar el feudalismo y limitar el poder de los nobles, que eran rivales por su trono. Trató de reformar el decadente sistema político prohibiendo la venta de cargos, castigando a los funcionarios corruptos (a menudo brutalmente) pero, sobre todo, se movió para controlar el poder de los terratenientes feudales. El pueblo, que sintió la severidad de sus leyes, al mismo tiempo reconoció su justicia y se vio protegido de la rapacidad de sus superiores, que se habían corrompido bajo la seguridad y opulencia del reinado de Manuel I. Sin embargo, Andronikos se volvió cada vez más paranoico y violento, y el Imperio descendió a un estado de terror. En septiembre de 1185, ordenó la ejecución de todos los prisioneros, exiliados y sus familias por connivencia con los invasores. Los aristócratas, a su vez, se enfurecieron contra él y hubo varias revueltas.

Las historias de caos llevaron a una invasión de Guillermo II del Reino de Sicilia. William desembarcó en Epiro con una fuerte fuerza de 200 barcos y 80.000 hombres, incluidos 5.000 caballeros, y marchó hasta Tesalónica, que tomó y saqueó sin piedad (murieron 7.000 griegos). Andronikos reunió apresuradamente cinco ejércitos diferentes para evitar que el ejército siciliano llegara a Constantinopla, pero sus fuerzas no resistieron y se retiraron a las colinas periféricas. Andronikos también reunió una flota de 100 barcos para evitar que la flota normanda ingresara al Mar de Mármara. Los invasores fueron finalmente expulsados en 1186 por su sucesor, Isaac Angelos.

Muerte

Una representación del siglo XV de la muerte de Andronikos. Original en Bibliothèque Nationale, Francia.

Andronikos parece entonces haber decidido exterminar a la aristocracia, y sus planes casi tuvieron éxito. Pero el 11 de septiembre de 1185, durante su ausencia de la capital, Stephen Hagiochristophorites, su lugarteniente, tomó medidas para arrestar a Isaac Angelos, cuya lealtad era sospechosa. Angelos mató a Hagiochristophorites y se refugió en la iglesia de Hagia Sophia. Hizo un llamamiento al populacho y se levantó un tumulto que se extendió rápidamente por toda la ciudad.

Cuando llegó Andrónico, descubrió que Isaac había sido proclamado emperador. El emperador depuesto intentó escapar en un bote con su esposa Inés y su amante, pero fueron capturados (aunque algunos afirman que Andrónico sobrevivió y logró escapar al autoproclamado reino de Chipre). Angelos lo entregó a la turba de la ciudad y durante tres días estuvo expuesto a su furia y resentimiento, permaneciendo durante ese tiempo atado a un poste y golpeado. Le cortaron la mano derecha, le arrancaron los dientes y el pelo, le arrancaron un ojo y, entre muchos otros sufrimientos, le arrojaron agua hirviendo en la cara, castigo probablemente asociado a su hermosura y vida de libertinaje. Finalmente fue conducido al Hipódromo de Constantinopla y colgado por los pies entre dos pilares. Dos soldados latinos compitieron sobre cuál espada penetraría más profundamente en su cuerpo y, según la representación de su muerte, fue descuartizado; sus restos quedaron insepultos y fueron visibles durante varios años después. Murió el 12 de septiembre de 1185. Ante la noticia de la muerte del Emperador, su hijo y co-emperador, Juan, fue asesinado por sus propias tropas en Tracia. Andronikos I fue el último de los Komnenoi en gobernar Constantinopla, aunque sus nietos Alejo y David fundaron el Imperio de Trebisonda en 1204. Su rama de la dinastía se conocía como el "Gran Komnenoi" (Megalokomnenoi).

Familia

Andronikos I Komnenos se casó dos veces y tuvo numerosas amantes. De su primera esposa, cuyo nombre se desconoce, tuvo tres hijos:

  • Manuel Komnenos (1145 – después de 1185), sirvió como embajador bajo Manuel I, y se opuso a las políticas de su padre cuando tomó el poder. Debido a esta oposición, así como a la adhesión a la profecía de AIMA, no fue nombrado sucesor, sino otorgado el rango de sebastokrator en su lugar. Sin embargo, fue cegado por el nuevo régimen tras la caída de su padre, y desaparece de las fuentes después. De su matrimonio con la princesa georgiana Rusudan, él era el padre de Alexios I y David Komnenos, los fundadores del Imperio de Trebizond y de la dinastía del Gran Komnenoi, los únicos descendientes masculinos de la casa de Komnenian.
  • Juan Komnenos (1159–1185), como niño acompañó a su padre durante su exilio, y después de su ascenso al trono fue coronado co-emperor en noviembre de 1183. Después del derrocamiento de Andronikos, fue ejecutado en septiembre de 1185.
  • Maria Komnene (nacida c.1166), casado Theodore Synadenos en 1182, pero murió poco después; su segundo marido era un cierto Romanos, cuya rapacidad y terrorización de la población durante la defensa de Dyrrhachium contra los normandos en 1185 contribuyó a la caída de la ciudad. El destino de María y su esposo después de la caída de Andronikos es desconocido.

De su sobrina y amante Theodora Komnene, Andronikos I tuvo los siguientes hijos:

  • Alexios Komnenos (1170 – c.1199), su vida temprana es oscura, huyó a Georgia después de 1185, donde se casó con la nobleza local. La noble familia de Andronikashvili reclama descendencia de él, y puede haber sido el padre de los gobernantes provinciales de Alastaneli.
  • Irene Komnene (nacida en 1171), estaba casada con el sebastokrator Alexios Komnenos, un hijo ilegítimo del emperador Manuel I Komnenos, en octubre de 1183. Su esposo se involucró en una conspiración contra Andronikos y fue cegado y encarcelado, mientras que Irene entró en un monasterio.

Su segundo matrimonio con Ana de Francia y sus relaciones con sus otras amantes no tuvieron hijos.

En la cultura popular

Andronikos es el protagonista principal de Against the Fall of Night de Michael Arnold (Garden City, Nueva York: Doubleday 1975), así como de Ange Vlachos' Sus Serenísimas Majestades (Vanguard Press, 1964).

Se le menciona en la novela histórica medieval de Louis L'Amour, The Walking Drum, con su espantosa muerte prevista por el protagonista en una visión.

Es uno de los personajes principales de la novela histórica Inés de Francia (1980, ISBN 9789600501759) del escritor griego Kostas Kyriazis (n. 1920). La novela describe los acontecimientos de los reinados de Manuel I, Alexios II y Andronikos I a través de los ojos de Agnes. La novela termina con la muerte de Andronikos.

Andronikos fue retratado en la novela Baudolino de Umberto Eco, con muchos detalles sobre su espeluznante final.

Contenido relacionado

Transbordador espacial columbia

Transbordador espacial Columbia fue un transbordador espacial fabricado por Rockwell International y operado por la NASA. El Columbia, que lleva el nombre del...

Batallón de San Patricio

El Batallón de San Patricio era una unidad de 175 a varios cientos de inmigrantes y expatriados de ascendencia europea que lucharon como parte del ejército...

Interestatal 90

Interstate 90 es una autopista transcontinental de este a oeste y la autopista interestatal más larga de los Estados Unidos con 3021 millas (4862 km)....
Más resultados...