Alejandro Solzhenitsyn

Ajustar Compartir Imprimir Citar
Escritor e historiador ruso (1918–2008)

Aleksandr Isayevich Solzhenitsyn (11 de diciembre de 1918 - 3 de agosto de 2008) fue un novelista ruso. Solzhenitsyn, uno de los disidentes soviéticos más famosos, fue un crítico abierto del comunismo y ayudó a crear conciencia mundial sobre la represión política en la Unión Soviética, en particular el sistema Gulag.

Solzhenitsyn nació en una familia que desafió la campaña antirreligiosa soviética en la década de 1920 y siguió siendo miembro devoto de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Cuando aún era joven, Solzhenitsyn perdió su fe en el cristianismo, se volvió ateo y abrazó el marxismo-leninismo. Mientras se desempeñaba como capitán en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, Solzhenitsyn fue arrestado por el SMERSH y sentenciado a ocho años en el Gulag y luego al exilio interno por criticar al líder soviético Joseph Stalin en una carta privada. Como resultado de su experiencia en la prisión y los campos, gradualmente se convirtió en un cristiano ortodoxo oriental de mentalidad filosófica.

Como resultado del deshielo de Jruschov, Solzhenitsyn fue liberado y exonerado. Siguió escribiendo novelas sobre las represiones en la Unión Soviética y sus experiencias. Publicó su primera novela, Un día en la vida de Ivan Denisovich en 1962, con la aprobación del líder soviético Nikita Khrushchev, que era un relato de las represiones estalinistas. El último trabajo de Solzhenitsyn que se publicó en la Unión Soviética fue Matryona's Place en 1963. Tras la destitución de Jruschov del poder, las autoridades soviéticas intentaron disuadir a Solzhenitsyn de seguir escribiendo.. Continuó trabajando en nuevas novelas y su publicación en otros países, incluyendo Cancer Ward en 1966, In the First Circle en 1968, Agosto de 1914 en 1971, y El Archipiélago Gulag en 1973, cuya publicación indignó a las autoridades soviéticas. En 1974, Solzhenitsyn perdió su ciudadanía soviética y fue trasladado en avión a Alemania Occidental. En 1976 se mudó con su familia a los Estados Unidos, donde continuó escribiendo. En 1990, poco antes de la disolución de la Unión Soviética, se le restituyó la ciudadanía y cuatro años más tarde regresó a Rusia, donde permaneció hasta su muerte en 2008.

Fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1970 "por la fuerza ética con la que ha seguido las tradiciones indispensables de la literatura rusa", y El Archipiélago Gulag fue un gran influyente trabajo que "equivalió a un desafío frontal al estado soviético" y vendió decenas de millones de copias.

Biografía

Primeros años

Solzhenitsyn nació en Kislovodsk (ahora en Stavropol Krai, Rusia). Su padre, Isaakiy Semyonovich Solzhenitsyn, era de ascendencia rusa y su madre, Taisiya Zakharovna (de soltera Shcherbak), era de ascendencia ucraniana. El padre de Taisiya había ascendido desde sus humildes comienzos hasta convertirse en un rico terrateniente, adquiriendo una gran propiedad en la región de Kuban, en las estribaciones del norte del Cáucaso, y durante la Primera Guerra Mundial, Taisiya había ido a estudiar a Moscú. Mientras estuvo allí, conoció y se casó con Isaakiy, un joven oficial del Ejército Imperial Ruso de origen cosaco y nativo de la región del Cáucaso. Los antecedentes familiares de sus padres cobran vida vívidamente en los capítulos iniciales de agosto de 1914 y en las novelas posteriores Red Wheel.

En 1918, Taisiya quedó embarazada de Aleksandr. El 15 de junio, poco después de que se confirmara su embarazo, Isaakiy murió en un accidente de caza. Aleksandr fue criado por su madre viuda y su tía en circunstancias humildes. Sus primeros años coincidieron con la Guerra Civil Rusa. Para 1930, la propiedad familiar se había convertido en una granja colectiva. Más tarde, Solzhenitsyn recordó que su madre había luchado por sobrevivir y que tenían que mantener en secreto los antecedentes de su padre en el antiguo Ejército Imperial. Su madre educada alentó sus conocimientos literarios y científicos y lo crió en la fe ortodoxa rusa; murió en 1944 sin haberse vuelto a casar.

Ya en 1936, Solzhenitsyn comenzó a desarrollar los personajes y conceptos para el trabajo épico planeado sobre la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa. Esto finalmente condujo a la novela agosto de 1914; algunos de los capítulos que escribió entonces aún sobreviven. Solzhenitsyn estudió matemáticas y física en la Universidad Estatal de Rostov. Al mismo tiempo, tomó cursos por correspondencia del Instituto de Filosofía, Literatura e Historia de Moscú, que en ese momento tenían un alcance fuertemente ideológico. Como él mismo deja claro, no cuestionó la ideología estatal ni la superioridad de la Unión Soviética hasta que pasó un tiempo en los campos.

Segunda Guerra Mundial

Durante la guerra, Solzhenitsyn se desempeñó como comandante de una batería de gran alcance en el Ejército Rojo, participó en una acción importante en el frente y fue condecorado dos veces. Se le otorgó la Orden de la Estrella Roja el 8 de julio de 1944 por hacer sonar dos baterías de artillería alemanas y ajustar el fuego de contrabatería sobre ellas, lo que resultó en su destrucción.

Una serie de escritos publicados al final de su vida, incluida la primera novela incompleta ¡Ama la revolución!, relatan su experiencia durante la guerra y las crecientes dudas sobre los fundamentos morales del régimen soviético.

Mientras se desempeñaba como oficial de artillería en Prusia Oriental, Solzhenitsyn fue testigo de crímenes de guerra cometidos por personal militar soviético contra civiles alemanes locales. Sobre las atrocidades, Solzhenitsyn escribió: "Sabes muy bien que hemos venido a Alemania para vengarnos". por las atrocidades nazis cometidas en la Unión Soviética. Los no combatientes y los ancianos fueron despojados de sus escasas posesiones y las mujeres y las niñas fueron violadas en grupo. Unos años más tarde, en el campo de trabajos forzados, memorizó un poema titulado "Noches prusianas" sobre una mujer violada hasta la muerte en Prusia Oriental. En este poema, que describe la violación en grupo de una mujer polaca a quien los soldados del Ejército Rojo creyeron erróneamente que era alemana, el narrador en primera persona comenta los hechos con sarcasmo y se refiere a la responsabilidad de escritores soviéticos oficiales como Ilya Ehrenburg.

En El archipiélago Gulag, Solzhenitsyn escribió: "No hay nada que ayude tanto al despertar de la omnisciencia dentro de nosotros como los pensamientos insistentes sobre las propias transgresiones, errores y equivocaciones. Después de los ciclos difíciles de tales reflexiones durante muchos años, cada vez que mencioné la crueldad de nuestros burócratas de más alto rango, la crueldad de nuestros verdugos, me recuerdo a mí mismo en las hombreras de mi Capitán y la marcha hacia adelante de mi batería a través del Este. Prusia, envuelta en fuego, y yo digo: 'Entonces, ¿fuimos nosotros algo mejores?'"

Encarcelamiento

En febrero de 1945, mientras servía en Prusia Oriental, Solzhenitsyn fue arrestado por SMERSH por escribir comentarios despectivos en cartas privadas a un amigo, Nikolai Vitkevich, sobre la conducción de la guerra por parte de Joseph Stalin, a quien llamó "Khozyain& #34; ("el jefe") y "Balabos" (Traducción yiddish del hebreo baal ha-bayit para "amo de la casa"). También tuvo conversaciones con el mismo amigo sobre la necesidad de una nueva organización para reemplazar el régimen soviético.

Solzhenitsyn fue acusado de propaganda antisoviética en virtud del artículo 58, párrafo 10 del código penal soviético, y de "fundar una organización hostil" en virtud del párrafo 11. Solzhenitsyn fue llevado a la prisión de Lubyanka en Moscú, donde fue interrogado. El 9 de mayo de 1945, se anunció que Alemania se había rendido y todo Moscú estalló en celebraciones con fuegos artificiales y reflectores que iluminaron el cielo para celebrar la victoria en la Gran Guerra Patriótica. Desde su celda en Lubyanka, Solzhenitsyn recordó: "Por encima del cañón de nuestra ventana, y desde todas las demás celdas de Lubyanka, y desde todas las ventanas de las prisiones de Moscú, nosotros también, ex prisioneros de guerra y ex soldados de primera línea, observaron los cielos de Moscú, decorados con fuegos artificiales y entrecruzados con haces de reflectores. No hubo regocijo en nuestras celdas ni abrazos ni besos para nosotros. Esa victoria no fue nuestra." El 7 de julio de 1945, el Consejo Especial de la NKVD lo condenó en ausencia a una pena de ocho años en un campo de trabajo. Esta era la sentencia normal para la mayoría de los delitos bajo el Artículo 58 en ese momento.

La primera parte de la sentencia de Solzhenitsyn se cumplió en varios campos de trabajo; la "fase intermedia", como más tarde se refirió a ella, la pasó en un sharashka (una instalación especial de investigación científica dirigida por el Ministerio de Seguridad del Estado), donde conoció a Lev Kopelev, en quien basó el personaje de Lev Rubin en su libro The First Circle, publicado en un formato autocensurado o "distorsionado" versión en Occidente en 1968 (Harper Perennial finalmente publicó una traducción al inglés de la versión completa en octubre de 2009). En 1950, Solzhenitsyn fue enviado a un "Campamento especial" para los presos políticos. Durante su encarcelamiento en el campo de la ciudad de Ekibastuz en Kazajstán, trabajó como minero, albañil y capataz de fundición. Sus experiencias en Ekibastuz formaron la base del libro Un día en la vida de Ivan Denisovich. Uno de sus compañeros de prisión política, Ion Moraru, recuerda que Solzhenitsyn pasó parte de su tiempo en Ekibastuz escribiendo. Mientras estaba allí, a Solzhenitsyn le extirparon un tumor. Su cáncer no fue diagnosticado en ese momento.

En marzo de 1953, después de que terminó su sentencia, Solzhenitsyn fue enviado al exilio interno de por vida en Birlik, una aldea en el distrito de Baidibek en el sur de Kazajistán. Su cáncer no diagnosticado se propagó hasta que, a finales de año, estuvo al borde de la muerte. En 1954, a Solzhenitsyn se le permitió ser tratado en un hospital en Tashkent, donde su tumor entró en remisión. Sus experiencias allí se convirtieron en la base de su novela Cancer Ward y también encontraron eco en el cuento "La mano derecha".

Fue durante esta década de encarcelamiento y exilio que Solzhenitsyn desarrolló las posiciones filosóficas y religiosas de su vida posterior, convirtiéndose gradualmente en un cristiano ortodoxo oriental de mentalidad filosófica como resultado de su experiencia en la prisión y los campos. Se arrepintió de algunas de sus acciones como capitán del Ejército Rojo y en prisión se comparó con los perpetradores del Gulag. Su transformación se describe con cierta extensión en la cuarta parte de El archipiélago Gulag ("El alma y el alambre de púas"). El poema narrativo The Trail (escrito sin lápiz ni papel en prisión y campos entre 1947 y 1952) y los 28 poemas compuestos en prisión, campo de trabajos forzados y exilio también proporcionan material crucial para comprender La odisea intelectual y espiritual de Solzhenitsyn durante este período. Estos "principios" Las obras, en gran parte desconocidas en Occidente, se publicaron por primera vez en ruso en 1999 y se extrajeron en inglés en 2006.

Matrimonios e hijos

El 7 de abril de 1940, mientras estaba en la universidad, Solzhenitsyn se casó con Natalia Alekseevna Reshetovskaya. Tenían poco más de un año de vida matrimonial antes de que él ingresara en el ejército y luego en el Gulag. Se divorciaron en 1952, un año antes de su liberación porque las esposas de los prisioneros del Gulag se enfrentaron a la pérdida de permisos de trabajo o residencia. Después del final de su exilio interno, se volvieron a casar en 1957, divorciándose por segunda vez en 1972. Reshetovskaya escribió negativamente sobre Solzhenitsyn en sus memorias, acusándolo de tener aventuras, y dijo de la relación que "[Solzhenitsyn]&# El despotismo... aplastaría mi independencia y no permitiría que mi personalidad se desarrollara." En sus memorias de 1974, Sanya: My Life with Aleksandr Solzhenitsyn, escribió que estaba "perpleja" que Occidente había aceptado El archipiélago Gulag como "la verdad última y solemne", diciendo que su significado había sido "sobreestimado y evaluado erróneamente". Señalando que el subtítulo del libro es "Un experimento de investigación literaria", dijo que su esposo no consideraba el trabajo como "investigación histórica o investigación científica". Sostuvo que se trataba, más bien, de una colección de "folklore de campo", que contenía "materia prima" que su marido pensaba utilizar en sus futuras producciones.

En 1973, Solzhenitsyn se casó con su segunda esposa, Natalia Dmitrievna Svetlova, una matemática que tuvo un hijo, Dmitri Turin, de un breve matrimonio anterior. Él y Svetlova (nacida en 1939) tuvieron tres hijos: Yermolai (1970), Ignat (1972) y Stepan (1973). Dmitri Turin murió el 18 de marzo de 1994, a los 32 años, en su casa de la ciudad de Nueva York.

Después de la prisión

Después del Discurso Secreto de Jruschov en 1956, Solzhenitsyn fue liberado del exilio y exonerado. Después de su regreso del exilio, Solzhenitsyn, mientras enseñaba en una escuela secundaria durante el día, pasaba las noches escribiendo en secreto. En su discurso de aceptación del Premio Nobel, escribió que "durante todos los años hasta 1961, no solo estuve convencido de que nunca vería una sola línea mía impresa en mi vida, sino que, además, apenas me atrevía a permitir que ninguno de mis mis conocidos cercanos a leer todo lo que había escrito porque temía que esto se supiera."

En 1960, a los 42 años, Solzhenitsyn se acercó a Aleksandr Tvardovsky, poeta y editor en jefe de la revista Novy Mir, con el manuscrito de Un día en la vida de Ivan Denisovich. yo>. Fue publicado en forma editada en 1962, con la aprobación explícita de Nikita Khrushchev, quien lo defendió en el presidium de la audiencia del Politburó sobre si permitir su publicación, y agregó: "Hay un estalinista en cada uno de ellos". Uds; hay incluso un estalinista en mí. Debemos erradicar este mal." El libro se agotó rápidamente y se convirtió en un éxito instantáneo. En la década de 1960, mientras Solzhenitsyn era conocido públicamente por escribir Cancer Ward, simultáneamente escribía The Gulag Archipelago. Durante el mandato de Jruschov, Un día en la vida de Iván Denisovich se estudió en las escuelas de la Unión Soviética, al igual que tres obras cortas más de Solzhenitsyn, incluido su cuento & #34;Matryona's Home", publicado en 1963. Estos serían los últimos de sus trabajos publicados en la Unión Soviética hasta 1990.

Un día en la vida de Ivan Denisovich llamó la atención de Occidente sobre el sistema soviético de trabajo penitenciario. Causó tanta sensación en la Unión Soviética como en Occidente, no solo por su sorprendente realismo y franqueza, sino también porque fue la primera pieza importante de la literatura soviética desde la década de 1920 sobre un tema políticamente cargado, escrita por un no miembro del partido, de hecho un hombre que había estado en Siberia por "discurso difamatorio" sobre los líderes, y sin embargo su publicación había sido oficialmente permitida. En este sentido, la publicación de la historia de Solzhenitsyn fue una instancia casi inédita de discusión libre y desenfrenada de la política a través de la literatura. Sin embargo, después de que Jruschov fuera derrocado del poder en 1964, el tiempo para obras tan crudas y reveladoras llegó a su fin.

Años posteriores en la Unión Soviética

Cada vez que hablamos de Solzhenitsyn como enemigo del régimen soviético, esto simplemente coincide con algunos acontecimientos importantes [internacionales] y posponemos la decisión.

- Andrei Kirilenko, miembro del Politburo

Solzhenitsyn hizo un intento fallido, con la ayuda de Tvardovsky, de que su novela Cancer Ward se publicara legalmente en la Unión Soviética. Esto requería la aprobación de la Unión de Escritores. Aunque algunos allí lo apreciaron, finalmente se negó la publicación del trabajo a menos que fuera revisado y limpiado de declaraciones sospechosas e insinuaciones antisoviéticas.

Después de la destitución de Jruschov en 1964, el clima cultural volvió a ser más represivo. La publicación del trabajo de Solzhenitsyn se detuvo rápidamente; como escritor, se convirtió en una no persona y, en 1965, la KGB se había apoderado de algunos de sus documentos, incluido el manuscrito de El primer círculo. Mientras tanto, Solzhenitsyn continuó trabajando en secreto y febrilmente en el más conocido de sus escritos, El Archipiélago Gulag. La incautación del manuscrito de su novela primero lo desesperó y lo asustó, pero gradualmente se dio cuenta de que lo había liberado de las pretensiones y trampas de ser un 'oficialmente aclamado'. escritor, un estatus que se había vuelto familiar pero que se estaba volviendo cada vez más irrelevante.

Después de que la KGB confiscara los materiales de Solzhenitsyn en Moscú, entre 1965 y 1967, los borradores preparatorios de El archipiélago Gulag se convirtieron en mecanografiados terminados y se escondieron en la casa de sus amigos. casas en la Estonia soviética. Solzhenitsyn se había hecho amigo de Arnold Susi, abogado y exministro de Educación de Estonia en una celda de la prisión del edificio Lubyanka. Una vez finalizado, el guión escrito a mano original de Solzhenitsyn se mantuvo oculto de la KGB en Estonia por la hija de Arnold Susi, Heli Susi, hasta el colapso de la Unión Soviética.

En 1969, Solzhenitsyn fue expulsado de la Unión de Escritores. En 1970, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura. No pudo recibir el premio personalmente en Estocolmo en ese momento, ya que temía que no lo dejaran regresar a la Unión Soviética. En cambio, se sugirió que debería recibir el premio en una ceremonia especial en la embajada sueca en Moscú. El gobierno sueco se negó a aceptar esta solución porque tal ceremonia y la consiguiente cobertura mediática podrían molestar a la Unión Soviética y dañar las relaciones sueco-soviéticas. En cambio, Solzhenitsyn recibió su premio en la ceremonia de 1974 después de haber sido expulsado de la Unión Soviética.

El Archipiélago Gulag se compuso entre 1958 y 1967 y ha vendido más de treinta millones de copias en treinta y cinco idiomas. Fue un trabajo de tres volúmenes y siete partes sobre el sistema de campos de prisioneros soviético, que se basó en las experiencias de Solzhenitsyn y el testimonio de 256 ex prisioneros y la propia investigación de Solzhenitsyn sobre la historia del sistema penal ruso.. Discute los orígenes del sistema desde la fundación del régimen comunista, bajo la responsabilidad de Vladimir Lenin, y detalla los procedimientos de interrogatorio, los transportes de prisioneros, la cultura de los campos de prisioneros, los levantamientos y revueltas de los prisioneros, como el levantamiento de Kengir, y la práctica del exilio interno.. El historiador de estudios soviéticos y comunistas e investigador de archivos Stephen G. Wheatcroft escribió que el libro era esencialmente una "obra literaria y política", y "nunca pretendió ubicar los campos en un contexto cuantitativo histórico o científico-social". perspectiva" pero que en el caso de las estimaciones cualitativas, Solzhenitsyn dio su estimación alta porque quería desafiar a las autoridades soviéticas para demostrar que "la escala de los campos era menor que esto". El historiador J. Arch Getty escribió sobre la metodología de Solzhenitsyn que "dicha documentación es metódicamente inaceptable en otros campos de la historia", lo que da prioridad a rumores vagos y conduce a un sesgo selectivo. Según la periodista Anne Applebaum, que ha realizado una extensa investigación sobre el Gulag, la rica y variada voz autoral del archipiélago Gulag, su tejido único de testimonio personal, análisis filosófico e investigación histórica, y su acusación implacable de la ideología comunista lo convirtió en uno de los libros más influyentes del siglo XX.

Solzhenitsyn (derecha) y su amigo de larga data, Mstislav Rostropovich (izquierda) en la celebración de los 80 cumpleaños de Solzhenitsyn

El 8 de agosto de 1971, la KGB presuntamente intentó asesinar a Solzhenitsyn utilizando un agente químico desconocido (probablemente ricina) con un método de administración experimental a base de gel. El intento lo dejó gravemente enfermo pero sobrevivió.

Aunque El Archipiélago Gulag no se publicó en la Unión Soviética, fue ampliamente criticado por la prensa soviética controlada por el Partido. Un editorial en Pravda del 14 de enero de 1974 acusó a Solzhenitsyn de apoyar a los "hitleritas" y poner "excusas por los crímenes de las pandillas Vlasovites y Bandera." Según el editorial, Solzhenitsyn estaba "ahogado con un odio patológico por el país donde nació y creció, por el sistema socialista y por el pueblo soviético".

Durante este período, fue protegido por el violonchelista Mstislav Rostropovich, quien sufrió considerablemente por su apoyo a Solzhenitsyn y finalmente se vio obligado a exiliarse.

Expulsión de la Unión Soviética

En una discusión de sus opciones para tratar con Solzhenitsyn, los miembros del Politburó consideraron su arresto y encarcelamiento y su expulsión a un país capitalista dispuesto a recibirlo. Guiado por el jefe de la KGB, Yury Andropov, y tras una declaración del canciller de Alemania Occidental, Willy Brandt, de que Solzhenitsyn podía vivir y trabajar libremente en Alemania Occidental, se decidió deportar al escritor directamente a ese país.

En Occidente

Solzhenitsyn con Heinrich Böll en Langenbroich[de], Alemania Occidental, 1974

El 12 de febrero de 1974, Solzhenitsyn fue arrestado y deportado al día siguiente de la Unión Soviética a Frankfurt, Alemania Occidental y despojado de su ciudadanía soviética. La KGB había encontrado el manuscrito de la primera parte de El archipiélago Gulag. El agregado militar de EE. UU., William Odom, logró sacar de contrabando una gran parte del archivo de Solzhenitsyn, incluida la tarjeta de membresía del autor para la Asociación de Escritores. Union y sus citaciones militares de la Segunda Guerra Mundial. Solzhenitsyn rindió homenaje al papel de Odom en sus memorias Invisible Allies (1995).

En Alemania Occidental, Solzhenitsyn vivía en la casa de Heinrich Böll en Langenbroich [de]. Luego se mudó a Zürich, Suiza, antes de que la Universidad de Stanford lo invitara a quedarse en los Estados Unidos para "facilitar su trabajo y acomodarlo a usted y a su familia". Se alojó en la Torre Hoover, parte de la Institución Hoover, antes de mudarse a Cavendish, Vermont, en 1976. Recibió un título literario honorario de la Universidad de Harvard en 1978 y el 8 de junio de 1978 pronunció un discurso de graduación, condenando, entre otras cosas, la prensa, la falta de espiritualidad y valores tradicionales, y el antropocentrismo de la cultura occidental.

El 19 de septiembre de 1974, Yuri Andropov aprobó una operación a gran escala para desacreditar a Solzhenitsyn y su familia y cortó sus comunicaciones con los disidentes soviéticos. El plan fue aprobado conjuntamente por Vladimir Kryuchkov, Philipp Bobkov y Grigorenko (jefes de las Direcciones Primera, Segunda y Quinta de la KGB). En la operación participaron las residencias de Ginebra, Londres, París, Roma y otras ciudades europeas. Entre otras medidas activas, al menos tres agentes de la StB se convirtieron en traductores y secretarios de Solzhenitsyn (uno de ellos tradujo el poema Prussian Nights), manteniendo informada a la KGB sobre todos los contactos de Solzhenitsyn.

La KGB también patrocinó una serie de libros hostiles sobre Solzhenitsyn, en particular una "memoria publicada con el nombre de su primera esposa, Natalia Reshetovskaya, pero probablemente compuesta principalmente por Service", según el historiador Christopher Andrew.. Andropov también dio la orden de crear "una atmósfera de desconfianza y sospecha entre Pauk y las personas que lo rodean" alimentándolo con rumores de que las personas que lo rodeaban eran agentes de la KGB y engañándolo en cada oportunidad. Entre otras cosas, continuamente recibía sobres con fotografías de accidentes automovilísticos, cirugías cerebrales y otras imágenes inquietantes. Después del acoso de la KGB en Zúrich, Solzhenitsyn se instaló en Cavendish, Vermont, y redujo las comunicaciones con los demás. Su influencia y autoridad moral para Occidente disminuyó a medida que se aislaba cada vez más y criticaba el individualismo occidental. Los expertos de la KGB y el PCUS finalmente concluyeron que él alienó a los oyentes estadounidenses por sus "puntos de vista reaccionarios y su crítica intransigente del modo de vida estadounidense", por lo que no se requerirían más medidas activas.

Durante los siguientes 17 años, Solzhenitsyn trabajó en su historia dramatizada de la Revolución Rusa de 1917, La rueda roja. Para 1992, se habían completado cuatro secciones y también había escrito varias obras más cortas.

Las advertencias de Solzhenitsyn sobre los peligros de la agresión comunista y el debilitamiento de la fibra moral de Occidente fueron generalmente bien recibidas en los círculos conservadores occidentales (por ejemplo, los miembros del personal de la administración de Ford, Dick Cheney y Donald Rumsfeld, abogaron por las para que él hablara directamente con el presidente Gerald Ford sobre la amenaza soviética), antes y junto con la política exterior más dura del presidente estadounidense Ronald Reagan. Al mismo tiempo, los liberales y los laicos se volvieron cada vez más críticos con lo que percibían como su preferencia reaccionaria por el nacionalismo ruso y la religión ortodoxa rusa.

Solzhenitsyn también criticó duramente lo que vio como la fealdad y la insipidez espiritual de la cultura pop dominante del Occidente moderno, incluida la televisión y gran parte de la música popular: "... el alma humana anhela cosas más altas, más cálidas, y más puras que las que ofrecen los hábitos de vida de las masas de hoy... por el estupor televisivo y por la música intolerable." A pesar de sus críticas a la "debilidad" de Occidente, Solzhenitsyn siempre dejó claro que admiraba la libertad política, que era una de las fortalezas perdurables de las sociedades democráticas occidentales. En un importante discurso pronunciado ante la Academia Internacional de Filosofía en Liechtenstein el 14 de septiembre de 1993, Solzhenitsyn imploró a Occidente que no "perdiera de vista sus propios valores, su estabilidad históricamente única de la vida cívica bajo el estado de derecho, un duro -ganó la estabilidad que otorga independencia y espacio a cada ciudadano privado."

En una serie de escritos, discursos y entrevistas después de su regreso a su Rusia natal en 1994, Solzhenitsyn habló sobre su admiración por el autogobierno local que había presenciado de primera mano en Suiza y Nueva Inglaterra. "elogió 'el proceso sensato y seguro de la democracia de base, en el que la población local resuelve la mayoría de sus problemas por sí misma, sin esperar las decisiones de las autoridades superiores'" El patriotismo de Solzhenitsyn miraba hacia adentro. Llamó a Rusia a "renunciar a todas las locas fantasías de conquista extranjera y comenzar el largo, largo y pacífico período de recuperación". como lo expresó en una entrevista de la BBC de 1979 con el periodista de la BBC nacido en Letonia, Janis Sapiets.

Regreso a Rusia

Aleksandr Solzhenitsyn mira desde un tren, en Vladivostok, verano de 1994, antes de partir en un viaje por Rusia. Solzhenitsyn regresó a Rusia después de casi 20 años de exilio.

En 1990, se restauró su ciudadanía soviética y, en 1994, regresó a Rusia con su esposa, Natalia, que se había convertido en ciudadana estadounidense. Sus hijos se quedaron en los Estados Unidos (más tarde, su hijo mayor, Yermolai, regresó a Rusia). Desde entonces hasta su muerte, vivió con su esposa en una dacha en Troitse-Lykovo, en el oeste de Moscú, entre las dachas que una vez ocuparon los líderes soviéticos Mikhail Suslov y Konstantin Chernenko. Solzhenitsyn, fiel creyente de la cultura rusa tradicional, expresó su desilusión con la Rusia postsoviética en obras como Reconstruyendo Rusia, y pidió el establecimiento de una república presidencial fuerte equilibrada por vigorosas instituciones de autogobierno local.. Este último seguiría siendo su principal tema político. Solzhenitsyn también publicó ocho cuentos en dos partes, una serie de "miniaturas" o poemas en prosa, y una memoria literaria sobre sus años en Occidente The Grain Between the Millstones, traducidos y publicados como dos obras por la Universidad de Notre Dame como parte de Solzhenitsyn del Instituto Kennan Iniciativa. El primero, Between Two Millstones, Book 1: Sketches of Exile (1974–1978), fue traducido por Peter Constantine y publicado en octubre de 2018, el segundo, Book 2: Exile in America (1978–1994) traducido por Clare Kitson y Melanie Moore y publicado en octubre de 2020.

Una vez de regreso en Rusia, Solzhenitsyn presentó un programa de entrevistas en la televisión. Su formato final fue Solzhenitsyn entregando un monólogo de 15 minutos dos veces al mes; se suspendió en 1995. Solzhenitsyn se convirtió en partidario de Vladimir Putin, quien dijo que compartía la visión crítica de Solzhenitsyn hacia la Revolución Rusa.

Todos los hijos de Solzhenitsyn se convirtieron en ciudadanos estadounidenses. Uno, Ignat, es pianista y director de orquesta. Otro hijo de Solzhenitsyn, Yermolai, trabaja para la oficina de Moscú de McKinsey & Company, una empresa de consultoría de gestión, de la que es socio senior.

Muerte

El presidente ruso Dmitry Medvedev y muchas figuras públicas rusas asistieron a la ceremonia fúnebre de Solzhenitsyn, el 6 de agosto de 2008

Solzhenitsyn murió de insuficiencia cardíaca cerca de Moscú el 3 de agosto de 2008, a la edad de 89 años. El 6 de agosto de 2008 se llevó a cabo un funeral en el monasterio de Donskoy, Moscú. Fue enterrado el mismo día en el monasterio, en un lugar él había elegido. Los líderes rusos y mundiales rindieron homenaje a Solzhenitsyn tras su muerte.

Puntos de vista sobre historia y política

Sobre el cristianismo, el zarismo y el nacionalismo ruso

Según William Harrison, Solzhenitsyn era un "arquirreaccionario", quien argumentaba que el Estado soviético "reprimió" la cultura tradicional rusa y ucraniana, pedía la creación de un estado eslavo unido que abarcara a Rusia, Ucrania y Bielorrusia, y que era un feroz opositor de la independencia de Ucrania. Está bien documentado que sus puntos de vista negativos sobre la independencia de Ucrania se volvieron más radicales a lo largo de los años. Harrison también alegó que Solzhenitsyn tenía puntos de vista paneslavistas y monárquicos. Según Harrison, "Su escritura histórica está imbuida de un anhelo por una era zarista idealizada cuando, aparentemente, todo era color de rosa". Buscó refugio en un pasado de ensueño, donde, según creía, un estado eslavo unido (el imperio ruso) construido sobre cimientos ortodoxos había proporcionado una alternativa ideológica al liberalismo individualista occidental."

Sin embargo, en sus escritos y discursos, Solzhenitsyn criticó duramente las políticas de todos los zares de la Casa de los Romanov. Un tema persistente en su crítica es que los Romanov prefirieron, como Nicolás I durante la revolución húngara de 1848, intervenir en los asuntos internos de países extranjeros mientras gobernaban mal en casa.

Solzhenitsyn también denunció repetidamente al zar Alexis de Rusia y al patriarca Nikon de Moscú por causar el Gran Cisma de 1666, que según Solzhenitsyn dividió y debilitó a la Iglesia ortodoxa rusa en un momento en que se necesitaba desesperadamente la unidad. Solzhenitsyn también atacó tanto al zar como al patriarca por utilizar la excomunión, el exilio siberiano, el encarcelamiento, la tortura e incluso la quema en la hoguera contra los viejos creyentes, que rechazaron los cambios litúrgicos que provocaron el cisma.

Solzhenitsyn también argumentó que la descristianización de la cultura rusa, que consideraba la principal responsable de la revolución bolchevique, comenzó en 1666, empeoró mucho durante el reinado del zar Pedro el Grande y se aceleró hasta convertirse en una epidemia durante la Ilustración, el período romántico. era, y la Edad de Plata.

Ampliando este tema, Solzhenitsyn declaró una vez: "Hace más de medio siglo, cuando aún era un niño, recuerdo haber escuchado a varias personas mayores ofrecer la siguiente explicación de los grandes desastres que habían ocurrido en Rusia: 'Los hombres se han olvidado de Dios; por eso ha pasado todo esto. Desde entonces he pasado casi 50 años trabajando en la historia de nuestra revolución; en el proceso, he leído cientos de libros, recopilado cientos de testimonios personales y ya he contribuido con ocho volúmenes propios al esfuerzo de limpiar los escombros que dejó esa agitación. Pero si hoy me pidieran que formulara de la manera más concisa posible la causa principal de la ruinosa revolución que se tragó a unos 60 millones de nuestro pueblo, no podría decirlo con más precisión que repetir: 'Los hombres se han olvidado de Dios; por eso ha pasado todo esto.

Sin embargo, en una entrevista con Joseph Pearce, Solzhenitsyn comentó: "[Los viejos creyentes] fueron tratados de una manera asombrosamente injusta, debido a algunas diferencias rituales muy insignificantes y triviales que se promovieron con poco juicio y sin mucha base sólida". Por estas pequeñas diferencias, fueron perseguidos de formas muy crueles, fueron reprimidos, fueron desterrados. Desde el punto de vista de la justicia histórica, simpatizo con ellos y estoy de su lado, pero esto de ninguna manera se relaciona con lo que acabo de decir sobre el hecho de que la religión para estar a la altura de la humanidad debe adaptar sus formas a la cultura moderna.. En otras palabras, ¿estoy de acuerdo con los Viejos Creyentes en que la religión debería congelarse y no moverse en absoluto? ¡Para nada!"

Cuando Pearce le preguntó su opinión sobre la división dentro de la Iglesia Católica Romana sobre el Concilio Vaticano II y la Misa de Pablo VI, Solzhenitsyn respondió: "Una pregunta peculiar de la Iglesia Ortodoxa Rusa es, ¿debemos continuar usar el antiguo eslavo eclesiástico, o deberíamos comenzar a introducir más del idioma ruso contemporáneo en el servicio? Entiendo los temores tanto de los ortodoxos como de la Iglesia católica, la cautela, la vacilación y el temor de que esto esté rebajando a la Iglesia a la condición moderna, al entorno moderno. Lo entiendo, pero, ¡ay!, temo que si la religión no se permite cambiar, será imposible devolver el mundo a la religión porque el mundo es incapaz por sí solo de elevarse tan alto como las viejas exigencias de la religión. La religión tiene que ir a su encuentro de alguna manera."

Sorprendido de escuchar a Solzhenitsyn, "a menudo percibido como un archi-tradicionalista, aparentemente poniéndose del lado de los reformadores", Pearce luego le preguntó a Solzhenitsyn qué pensaba de la división causada dentro de la Comunión Anglicana por la decisión de ordenar mujeres sacerdotes.

Solzhenitsyn respondió: "Ciertamente, hay muchos límites firmes que no deben cambiarse. Cuando hablo de algún tipo de correlación entre las normas culturales del presente, en realidad es solo una pequeña parte de todo." Solzhenitsyn luego agregó: "¡Ciertamente, no creo que las mujeres sacerdotes sean el camino a seguir!"

Sobre Rusia y los judíos

Naftaly Frenkel (a la derecha) y jefe de Gulag Matvei Berman (centro) en el Mar Blanco–Baltic Canal obras, julio 1932

El oficial de la OGPU Naftaly Frenkel, a quien Solzhenitsyn identificó como 'un judío turco nacido en Constantinopla', está representado por haber desempeñado un papel importante en la organización del trabajo en el Gulag. Solzhenitsyn afirmó que Frenkel era el "nervio del archipiélago". Esta afirmación está desacreditada. En su ensayo de 1974 "El arrepentimiento y la autolimitación en la vida de las naciones", Solzhenitsyn instó a "los gentiles rusos" y judíos por igual a asumir la responsabilidad moral de los "renegados" de ambas comunidades que abrazaron con entusiasmo el ateísmo y el marxismo-leninismo y participaron en el Terror Rojo y muchos otros actos de tortura y asesinatos en masa después de la Revolución de Octubre. Solzhenitsyn argumentó que tanto los gentiles rusos como los judíos deberían estar preparados para tratar las atrocidades cometidas por los bolcheviques judíos y gentiles como si fueran actos de sus propios familiares, ante sus conciencias y ante Dios. Solzhenitsyn dijo que si negamos toda responsabilidad por los crímenes de nuestros parientes nacionales, 'el concepto mismo de pueblo pierde todo significado'.

En una reseña de la novela de Solzhenitsyn agosto de 1914 en The New York Times el 13 de noviembre de 1985, el historiador judío estadounidense Richard Pipes escribió: " Cada cultura tiene su propia marca de antisemitismo. En el caso de Solzhenitsyn, no es racial. No tiene nada que ver con la sangre. Ciertamente no es un racista; la cuestión es fundamentalmente religiosa y cultural. Tiene cierta semejanza con Fyodor Dostoyevsky, que era un ferviente cristiano y patriota y un rabioso antisemita. Solzhenitsyn está indudablemente bajo el control de la visión de la revolución de la extrema derecha rusa, que es que fue obra de los judíos. El galardonado novelista judío y sobreviviente del Holocausto Elie Wiesel no estuvo de acuerdo y escribió que Solzhenitsyn era "demasiado inteligente, demasiado honesto, demasiado valiente, demasiado gran escritor". ser antisemita. En su libro de 1998 Russia in Collapse, Solzhenitsyn criticó la obsesión de la extrema derecha rusa con las teorías de conspiración antisemitas y antimasónicas.

En 2001, Solzhenitsyn publicó un trabajo de dos volúmenes sobre la historia de las relaciones ruso-judías (Doscientos años juntos 2001, 2002). El libro desencadenó nuevas acusaciones de antisemitismo. En el libro, repitió su llamado a los gentiles y judíos rusos a compartir la responsabilidad por todo lo que sucedió en la Unión Soviética. También minimizó el número de víctimas de un pogrom de 1882 a pesar de la evidencia actual, y no mencionó el infame caso Beilis, un juicio de 1911 en Kiev donde un judío fue acusado de asesinar ritualmente a niños cristianos. También fue criticado por basarse en estudios obsoletos, ignorar los estudios occidentales actuales y citar selectivamente para fortalecer sus ideas preconcebidas, como que los judíos a menudo eran tratados mejor que los rusos no judíos durante la Unión Soviética. Las similitudes entre Doscientos años juntos y un ensayo antisemita titulado 'Los judíos en la URSS y en la Rusia del futuro', atribuido a Solzhenitsyn, han llevado a la inferencia de que él está detrás los pasajes antisemitas. El propio Solzhenitsyn explicó que el ensayo consta de manuscritos que le robó la KGB, y luego cuidadosamente editados para parecer antisemitas, antes de ser publicados, cuarenta años antes, sin su consentimiento. Según el historiador Semyon Reznik, los análisis textuales han probado la autoría de Solzhenitsyn.

Crítica al comunismo

Monumento a Alexander Solzhenitsyn en Moscú
Un monumento dedicado a Solzhenitsyn en Brodnica en Polonia

Solzhenitsyn enfatizó el carácter significativamente más opresivo del estado policial soviético, en comparación con el Imperio Ruso de la Casa de los Romanov. Afirmó que la Rusia imperial no censuraba la literatura o los medios de comunicación al estilo extremo del Glavlit soviético, que los presos políticos normalmente no eran forzados a campos de trabajo y que el número de presos políticos y exiliados era solo una diezmilésima parte del número. de prisioneros y exiliados tras la revolución bolchevique. Señaló que la policía secreta del zar, la Okhrana, solo estaba presente en las tres ciudades más grandes, y no en absoluto en el Ejército Imperial Ruso.

Una moneda rusa conmemorativa de 2 rublos con la imagen de Alexander Solzhenitsyn

Poco antes de su regreso a Rusia, Solzhenitsyn pronunció un discurso en Les Lucs-sur-Boulogne para conmemorar el bicentenario del Levantamiento de Vendée. Durante su discurso, Solzhenitsyn comparó a los bolcheviques de Lenin con el Club de los jacobinos durante la Revolución Francesa. También comparó a los rebeldes vendeanos con los campesinos rusos, ucranianos y cosacos que se rebelaron contra los bolcheviques, diciendo que ambos fueron destruidos sin piedad por el despotismo revolucionario. Comentó que, mientras que el Reinado del Terror francés terminó con la reacción termidoriana y el derrocamiento de los jacobinos y la ejecución de Maximilien Robespierre, su equivalente soviético siguió acelerándose hasta el deshielo de Jruschov en la década de 1950.

Según Solzhenitsyn, los rusos no eran la nación gobernante en la Unión Soviética. Creía que toda la cultura tradicional de todos los grupos étnicos estaba igualmente oprimida a favor del ateísmo y el marxista-leninismo. La cultura rusa fue incluso más reprimida que cualquier otra cultura en la Unión Soviética, ya que el régimen temía más los levantamientos étnicos entre los cristianos rusos que entre cualquier otra etnia. Por lo tanto, argumentó Solzhenitsyn, el nacionalismo ruso y la Iglesia Ortodoxa Rusa no deben ser considerados una amenaza por Occidente, sino más bien aliados.

Solzhenitsyn realizó una gira de conferencias después de la muerte de Francisco Franco y "le dijo a los liberales que no presionaran demasiado para lograr cambios porque España tenía más libertades ahora que la Unión Soviética". Como informó The New York Times, "culpó al comunismo por la muerte de 110 millones de rusos y se burló de los que en España se quejaban de la dictadura". Solzhenitsyn recordó: "Tenía que explicarle al pueblo de España en los términos más concisos posibles lo que significaba haber sido subyugado por una ideología como lo habíamos estado nosotros en la Unión Soviética, y dar a entender a los españoles qué terrible destino del que escaparon en 1939, una referencia a la Guerra Civil Española entre los nacionalistas y los republicanos, que no era una visión común en ese momento entre los diplomáticos estadounidenses. Para Winston Lord, un protegido del entonces secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger, Solzhenitsyn era "prácticamente un fascista". Según Elisa Kriza, Solzhenitsyn tenía "puntos de vista benévolos" sobre la dictadura de Franco y la España franquista porque era cristiana, y su cosmovisión cristiana operaba ideológicamente. En El pequeño grano que logró caer entre dos ruedas de molino, la España de Franco es "presentada como modelo de una respuesta cristiana adecuada a la maldad del bolchevismo". Según Peter Brooke, Solzhenitsyn se acercó a la posición defendida por Christian Dmitri Panin, con quien tuvo una pelea en el exilio, a saber, que el mal "debe ser enfrentado por la fuerza, y la Iglesia católica romana centralizada y espiritualmente independiente está mejor situada". hacerlo que la ortodoxia con su extraterrestre y su tradición de sumisión al estado."

En "Reconstruyendo Rusia", un ensayo publicado por primera vez en 1990 en Komsomolskaya Pravda, Solzhenitsyn instó a la Unión Soviética a otorgar la independencia a todas las repúblicas no eslavas, lo que afirmó estaban socavando la nación rusa y pidió la creación de un nuevo estado eslavo que reuniera a Rusia, Ucrania, Bielorrusia y partes de Kazajstán que consideraba rusificadas.

Sobre la Rusia postsoviética

Solzhenitsyn con Vladimir Putin en 2007

En algunos de sus escritos políticos posteriores, como Reconstruyendo Rusia (1990) y Rusia en colapso (1998), Solzhenitsyn criticó los excesos oligárquicos de la nueva democracia rusa., mientras se opone a cualquier nostalgia por el comunismo soviético. Defendió el patriotismo moderado y autocrítico (en oposición al nacionalismo extremo). También instó a un autogobierno local similar al que había visto en las reuniones de la ciudad de Nueva Inglaterra y en los cantones de Suiza. También expresó su preocupación por el destino de los 25 millones de personas de etnia rusa en el "extranjero cercano" de la antigua Unión Soviética.

En una entrevista con Joseph Pearce, se le preguntó a Solzhenitsyn si sentía que las teorías socioeconómicas de E. F. Schumacher eran "la clave para que la sociedad redescubra su cordura". Él respondió: 'Yo sí creo que sería la clave, pero no creo que eso suceda, porque la gente sucumbe a la moda, y sufre de inercia y le cuesta volverse redondo'. un punto de vista diferente."

Solzhenitsyn se negó a aceptar el más alto honor de Rusia, la Orden de San Andrés, en 1998. Solzhenitsyn dijo más tarde: "En 1998, fue el punto más bajo del país, con gente en miseria;... Yeltsin decretó que se me honre la más alta orden estatal. Respondí que no podía recibir un premio de un gobierno que había llevado a Rusia a una situación tan desesperada." En una entrevista de 2003 con Joseph Pearce, Solzhenitsyn dijo: “Estamos saliendo del comunismo de la manera más desafortunada e incómoda. Hubiera sido difícil diseñar un camino de salida del comunismo peor que el que se ha seguido."

En una entrevista de 2007 con Der Spiegel, Solzhenitsyn expresó su decepción porque la "combinación de 'soviéticos' y 'ruso', contra el que tanto habló en la década de 1970, no había desaparecido en Occidente, en los países ex socialistas o en las ex repúblicas soviéticas. Comentó: “La generación política mayor en los países comunistas no está lista para el arrepentimiento, mientras que la nueva generación está muy feliz de expresar sus quejas y hacer acusaciones, con el Moscú actual [como] un objetivo conveniente. Se comportan como si se hubieran liberado heroicamente y ahora llevan una nueva vida, mientras que Moscú sigue siendo comunista. Sin embargo, me atrevo a esperar que esta fase malsana pronto termine, que todos los pueblos que han vivido el comunismo comprendan que el comunismo tiene la culpa de las páginas amargas de su historia."

En 2008, Solzhenitsyn elogió a Putin y dijo que Rusia estaba redescubriendo lo que significaba ser ruso. Solzhenitsyn también elogió al presidente ruso Dmitry Medvedev como un 'joven agradable'. que era capaz de asumir los desafíos que enfrentaba Rusia.

Crítica a Occidente

Una vez en Estados Unidos, Solzhenitsyn criticó duramente a Occidente.

Solzhenitsyn criticó a los aliados por no abrir un nuevo frente contra la Alemania nazi en el oeste antes de la Segunda Guerra Mundial. Esto resultó en la dominación y el control soviéticos de las naciones de Europa del Este. Solzhenitsyn afirmó que a las democracias occidentales aparentemente les importaba poco cuántos morían en el Este, siempre y cuando pudieran poner fin a la guerra de forma rápida y sin dolor para ellos mismos en el Oeste.

Al pronunciar el discurso de graduación en la Universidad de Harvard en 1978, llamó a los Estados Unidos "descristianizados" y sumidos en un consumismo grosero. El pueblo estadounidense, dijo, hablando en ruso a través de un traductor, también sufría una "decadencia de valor" y una "falta de masculinidad". Pocos estaban dispuestos a morir por sus ideales, dijo. También condenó la contracultura de la década de 1960 por obligar al gobierno federal de los Estados Unidos a aceptar una política "apresurada" capitulación en la guerra de Vietnam.

En una referencia al uso por parte de los gobiernos comunistas del sudeste asiático de campos de reeducación, politicidio, abusos contra los derechos humanos y genocidio tras la caída de Saigón, Solzhenitsyn dijo: "Pero los miembros de los EE. El movimiento contra la guerra terminó involucrado en la traición de las naciones del Lejano Oriente, en un genocidio y en el sufrimiento que hoy se impone a 30 millones de personas allí. ¿Esos pacifistas convencidos oyen los gemidos que salen de allí?"

También acusó a los medios de comunicación occidentales de parcialidad izquierdista, de violar la privacidad de las celebridades y de llenar el vacío de "almas inmortales" de sus lectores con chismes de celebridades y otras "charlas vanas". También dijo que Occidente se equivocó al pensar que todo el mundo debería adoptar este modelo. Aunque criticó a la sociedad soviética por rechazar los derechos humanos básicos y el estado de derecho, también criticó a Occidente por ser demasiado legalista: "Una sociedad que se basa en la letra de la ley y nunca llega a nada más alto se está aprovechando muy poco". del alto nivel de las posibilidades humanas." Solzhenitsyn también argumentó que Occidente se equivocó al "negar el carácter autónomo [de la cultura rusa] y, por lo tanto, nunca lo entendió".

Solzhenitsyn criticó la invasión de Irak en 2003 y acusó a Estados Unidos de la "ocupación" de Kosovo, Afganistán e Irak.

Solzhenitsyn criticó la expansión hacia el este de la OTAN hacia las fronteras de Rusia. En 2006, Solzhenitsyn acusó a la OTAN de intentar controlar a Rusia; afirmó que esto era visible debido a su "apoyo ideológico a las 'revoluciones de color' y la paradójica imposición de los intereses del Atlántico Norte sobre Asia Central". En una entrevista de 2006 con Der Spiegel, afirmó: "Esto fue especialmente doloroso en el caso de Ucrania, un país cuya cercanía a Rusia se define literalmente por millones de lazos familiares entre nuestros pueblos, parientes que viven en diferentes lados de la frontera nacional. De un solo golpe, estas familias podrían ser separadas por una nueva línea divisoria, la frontera de un bloque militar."

Sobre el Holodomor

Solzhenitsyn pronunció un discurso ante la AFL-CIO en Washington, D.C., el 30 de junio de 1975, en el que mencionó cómo el sistema creado por los bolcheviques en 1917 causó decenas de problemas en la Unión Soviética. Describió cómo este sistema fue responsable del Holodomor: "Era un sistema que, en tiempo de paz, creó artificialmente una hambruna, causando la muerte de 6 millones de personas en Ucrania en 1932 y 1933". Solzhenitsyn agregó: 'murieron en los confines de Europa. Y Europa ni siquiera se dio cuenta. El mundo ni siquiera se dio cuenta: ¡6 millones de personas!

Poco antes de su muerte, Solzhenitsyn opinó en una entrevista publicada el 2 de abril de 2008 en Izvestia que, si bien la hambruna en Ucrania era tanto artificial como causada por el estado, no era diferente a la hambruna rusa. de 1921. Solzhenitsyn expresó la creencia de que ambas hambrunas fueron causadas por el robo a mano armada sistemático de las cosechas de los campesinos rusos y ucranianos por parte de las unidades bolcheviques, que estaban bajo las órdenes del Politburó de traer comida para los centros de población urbanos hambrientos mientras se negaban por razones ideológicas. razones para permitir cualquier venta privada de suministros de alimentos en las ciudades o para dar algún pago a los campesinos a cambio de los alimentos que fueron incautados. Solzhenitsyn alegó además que la teoría de que el Holodomor fue un genocidio que solo victimizó al pueblo ucraniano fue creada décadas después por creyentes en una forma antirrusa de nacionalismo ucraniano extremo. Solzhenitsyn también advirtió que los ultranacionalistas' Las afirmaciones corrían el riesgo de ser aceptadas sin cuestionamientos en Occidente debido a la ignorancia generalizada y la falta de comprensión de la historia rusa y ucraniana.

Legado

El Centro Aleksandr Solzhenitsyn en Worcester, Massachusetts, promueve al autor y aloja el sitio web oficial en inglés dedicado a él.

En medios populares

Solzhenitsyn es el tema de la canción "Madre Rusia" del grupo británico de rock progresivo Renaissance.

La filosofía de Solzhenitsyn juega un papel clave en la película Cloud Atlas de 2012, donde un personaje que antes se mantenía ignorante y servil es educado ilegalmente y se le muestra leyendo y citando sus obras.

En un episodio de 2001 del drama de NBC The West Wing titulado 'Alguien va a la emergencia, alguien va a la cárcel', Toby Ziegler se refiere sarcásticamente al líder de una OMC protesta como Solzhenitsyn.

Documentales de televisión sobre Solzhenitsyn

En octubre de 1983, el periodista literario francés Bernard Pivot realizó una entrevista televisiva de una hora con Solzhenitsyn en su casa rural en Vermont, EE. UU. Solzhenitsyn habló sobre su escritura, la evolución de su lenguaje y estilo, su familia y su visión del futuro, y expresó su deseo de regresar a Rusia en su vida, no solo para ver sus libros finalmente impresos allí. A principios del mismo año, Solzhenitsyn fue entrevistado en distintas ocasiones por dos periodistas británicos, Bernard Levin y Malcolm Muggeridge.

En 1998, el cineasta ruso Alexander Sokurov realizó un documental de televisión en cuatro partes, Besedy s Solzhenitsynym (Los diálogos con Solzhenitsyn). El documental fue filmado en la casa de Solzhenitsyn y muestra su vida cotidiana y sus reflexiones sobre la historia y la literatura rusas.

En diciembre de 2009, el canal ruso Rossiya K emitió el documental de televisión francés L'Histoire Secrète de l'Archipel du Goulag (La Historia secreta del archipiélago Gulag) realizada por Jean Crépu y Nicolas Miletitch y traducida al ruso con el título Taynaya Istoriya "Arkhipelaga Gulag" (Тайная история " Архипелага ГУЛАГ"). El documental cubre eventos relacionados con la creación y publicación de El Archipiélago Gulag.

Obras y discursos publicados

  • Solzhenitsyn, Aleksandr Isaevich. Una tormenta en las montañas.
  • ——— (1962). Un día en la vida de Ivan Denisovich (novella).
  • ——— (1963). An Incident at Krechetovka Station (novella).
  • ——— (1963). Matryona's Place (novella).
  • ——— (1963). Por el Bien de la Causa (novella).
  • ——— (1968). El Primer Círculo (novel). Henry Carlisle, Olga Carlisle (traductores).
  • ——— (1968). Cáncer Ward (novel).
  • ——— (1969). El Amor-Girl y el Innocente (juego). También conocido como The Prisoner and the Camp Hooker o El Tenderfoot y el Tart.
  • ——— (1970). "Laureate lecture" (entregado por escrito y no dado como conferencia). Premio Nobel. Academia sueca. Retrieved 19 de marzo 2019.
  • ——— (1971). Agosto de 1914 (novela histórica). El comienzo de una historia del nacimiento de la URSS. Centers on the disastrous loss in the Battle of Tannenberg in August 1914, and the ineptitude of the military leadership. Otras obras, igualmente tituladas, siguen la historia: ver La Rueda Roja (sobretodo título).
  • ——— (1973-1978). El archipiélago de Gulag. Henry Carlisle, Olga Carlisle (tr.). (3 vols.), no un memorando, sino una historia de todo el proceso de desarrollo y administración de un estado policial en la Unión Soviética.
  • ——— (1951). Noches prusianas (poetry) (publicado en 1974)..
  • ——— (10 de diciembre de 1974), Banquete Nobel (habla), Ayuntamiento, Estocolmo.
  • ——— (1974). Carta a los líderes soviéticos. Harvill Press. ISBN 978-0-06-013913-1.
  • ——— (1975). El roble y el Calf.
  • ——— (1975). Solzhenitsyn: La Voz de la Libertad (Traducción de 2 discursos, el primero dado en Washington, D.C., el 30 de junio de 1975, el segundo en Nueva York el 9 de julio de 1975 a la AFL-CIO). Washington: American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations.
  • ——— (1976a). Lenin en Zürich.; publicación separada de capítulos sobre Vladimir Lenin, ninguno de ellos publicado antes de este punto, desde La Rueda Roja. La primera de ellas fue incorporada posteriormente a la edición de 1984 ampliada Agosto de 1914 (aunque había sido escrito al mismo tiempo que la versión original de la novela) y el resto en Noviembre de 1916 y Marzo de 1917.
  • ——— (1976b). Advertencia a Occidente (5 discursos; 3 a los estadounidenses en 1975 y 2 a los británicos en 1976).
  • ——— (8 de junio de 1978). "Harvard Commencement Address". Aleksandr Solzhenitsyn Center → Artículos, ensayos y discursos. Retrieved 18 de junio 2021.
  • ——— (1983). Pluralistas (folleto político).
  • ——— (1980). El Peligro Mortal: Misconcepciones sobre la Rusia soviética y la amenaza a Estados Unidos.
  • ——— (1983b). Noviembre de 1916 (Novela). La Rueda Roja.
  • ——— (1983c). Celebración de la Victoria.
  • ——— (1983d). Prisioneros.
  • ——— (10 de mayo de 1983). La impiedad, el primer paso para el Gulag (dirección). Londres: Premio Templeton.
  • ——— (1984). Agosto de 1914 (novel) (much-expanded ed.).
  • ——— (1990). Reconstrucción Rusia.
  • ——— (1990). Marzo de 1917.
  • ——— (c. 1991). Abril de 1917.
  • ——— (1995). La cuestión rusa.
  • (1997). Aliados invisibles. Libros básicos. ISBN 978-1-887178-42-6.
  • ———— (1998). Россия в обвале [Rusia bajo Avalanche] (político) (en ruso). Yahoo. Archivado desde el original (Ciudades verdes) el 28 de agosto de 2009.
  • ———— (2003). Doscientos años juntos. sobre las relaciones ruso-judías desde 1772, suscitaron una respuesta pública ambigua.
  • ——— (2011). Jam de albaricoque: y otras historias. Kenneth Lantz, Stephan Solzhenitsyn (tr.). Berkeley, CA: Contrapunto.